•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El veterano lanzador venezolano Johan Santana se siente de plácemes después de haber firmado un contrato de Ligas Menores con los Orioles de Baltimore, equipo al cual seleccionó como el lugar ideal para su rehabilitación, después de una segunda cirugía de la cápsula del hombro izquierdo que lo mantuvo fuera de Grandes Ligas toda la campaña pasada.

“Baltimore se presentó como una de las mejores opciones, ya que los Orioles entienden cuál es mi situación y están dispuestos a darme el tiempo que sea necesario para mi rehabilitación”, dijo el abridor de 34 años.

“Hubo conversaciones con otros equipos, pero en cuanto a ese interés de ayudar, los Orioles fueron los que más demostraron eso. Ambos estamos tomando un riesgo calculado, donde no hay nada que perder y mucho que ganar”, agregó el zurdo cuyo contrato está valorado en 3 millones de dólares, e incluye una serie de incentivos por partidos lanzados como abridor y número de días en el roster de Grandes Ligas de los Orioles.

Hay confianza

Aunque es claro que existe la interrogante de si el dos veces ganador del premio Cy Young podría eventualmente ayudar al equipo, el vicepresidente ejecutivo de los Orioles, Dan Duquette, dijo que el plazo razonable para que Santana pudiese regresar a Grandes Ligas podría ser cerca del 1 de junio.

Tener la oportunidad de regresar a jugar en la gran carpa precisamente en esa fecha tendría un significado muy especial para Santana, ya sería precisamente el segundo aniversario del primer partido sin hits de su carrera, al igual que primero en la historia de los Mets de Nueva York, hazaña que logró el 1 de junio de 2012.

“El 1 de junio está marcado como una fecha muy especial para mí, fue un momento muy bonito y uno de los mejores de mi carrera, pero la realidad es que se mencionó esa fecha simplemente para darme un tiempo. No hay una fecha específica, y aunque ojalá sea antes, ese apuro no está”, añadió el cuatro veces Todos Estrellas.

No se achica

Hace unas semanas, Johan Santana dominó los titulares después de participar en una sesión de lanzamientos, adonde asistieron cazatalentos de siete equipos de Grandes Ligas, entre ellos los Yanquis de Nueva York, los Mellizos de Minnesota y Baltimore, donde su recta estuvo entre 77 y 78 millas por hora, con una velocidad máxima de 81.

Después de los reportes de su gran baja en velocidad, ya que en los mejores momentos de su carrera la recta de Santana alcanzó las 95-96 millas por hora, e incluso el año pasado podría llegar a 90, se criticó ampliamente su habilidad de regresar a Grandes Ligas, comentarios a los cuales el venezolano hizo caso omiso.