•  |
  •  |
  • END

Era difícil esperar con certeza un triunfo de Nerys “Machoman” Espinoza sobre el campeón minimosca de la FIB, Ulises “Archie” Solís, teniendo en cuenta las cualidades y antecedentes del mexicano y, claro, las cualidades boxísticas del nica.

Pero lo que no estaba en los planes era ver un Nerys tan amarrado, fuera de distancia y para colmo falto de coraje como para arrebatar una corona mundial a un mexicano en México, donde se suponía que tenías que morirte con él para vencerlo.

El nica perdió la iniciativa, equivocó su pelea dejando que Solís lo mantuviera con frecuencia en el centro del ring y aunque hubo instantes en los que Nerys despertó y sus golpes causaron algunos estragos, fueron destellos esporádico y casi imperceptibles. Lo normal fue que se guardó mucho las manos, trató de tirar muchos jabs, algo que no es su estilo, y no insistió tanto en el golpe adentro y a los bajos.

Fue una pelea extraña, con muchas mañas de los dos. Codazos, golpes bajos, empujones para sacar de equilibrio a su rival y lo que era increíble es que el propio Solís estuvo muy por debajo del nivel que se le había visto en sus primeras seis defensas.

El monarca se notó agotado en asaltos como el octavo y en el noveno, precisamente cuando estuvo a punto de noquear a Espinoza pero éste logró mantenerse más de dos minutos de pie, a pesar de que estaba casi “muerto” después de la caída.

“No estuve a la altura de otras peleas. Sé que me equivoqué, me faltaron recursos con un peleador que resultó marrullero”, dijo Solís después de su victoria por unanimidad.

Así reconoció el propio Solís lo mal que estuvo ante Nerys, y sólo porque el nica también ofreció uno de sus peores combates desperdició la mala presentación que ofreció el monarca ante su propia gente en Aguascalientes.

¿Qué podría venir para Nerys Espinoza? La promotora de Universal Promotion, de Puerto Rico, dirigida por Javier Bustillo, aseguró a EL NUEVO DIARIO que le interesa mucho una pelea por título del mundo interino del CMB (108 libras) de Nerys con el boricua César Seda, número dos en esa categoría de ese organismo.

Nerys podrá tener otra oportunidad de disputar el título mundial, pero difícilmente ganará con tan poco que ofreció ante Solís. No basta una buena preparación para adjudicarse un título. Se requiere coraje, madurez, inteligencia, paciencia y hambre de triunfo. Mucho de eso le faltó.