•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Camerún estará por séptima vez en su historia en un Mundial. Y desde la primera vez hasta ahora, lo hará como siempre con un equipo físico basado en algunas buenas individualidades como la de Samuel Eto’o y Alex Song, pero con enormes problemas defensivos y tácticos.

110314 camerun

No es el león está vez tan fiero como lo quizá se mostró en 1982 por ejemplo o en el Mundial de 1990, Italia, cuando su delantero Roger Milla se distinguió como uno los jugadores más emblemáticos del torneo, a pesar de sus 38 años. Anotó cuatro tantos en esa cita mundialista, la última para él, pero fue cuando mejor lució su Selección, empujándolos hasta los cuartos de final.

¿Más frágil?

Parece una Selección más domable que antes, en parte porque acude con un bloque mucho más mayor, con menos empuje y con muchos futbolistas ya de vuelta en su carrera. Empezando por Samuel Eto’o, ahora en el Chelsea y buque insignia de un equipo que aspira a superar a hacer un papel discreto.

Papel discreto como se ha visto en varios mundiales a los equipos africanos que llegan con enormes esperanzas y terminan siendo de los primeros que se marchan del torneo sin nada más en las manos que la esperanza de volver por algo mejor. Se han visto demasiados pasos en falso de los africanos con selecciones como Nigeria, Ghana, Sudáfrica, Costa de Marfil, Argelia, Marruecos y Egipto.

Grupo difícil

En el caso de Camerún hay varios motivos para no creer en ellos. El primero, el sorteo. Están encuadrados en un grupo donde Brasil es claro favorito mientras Croacia y quizá México, sean ligeramente superiores.

El segundo, porque su defensa hace aguas por todos los sitios. Lenta, tienen serios problemas a nivel táctico. Por si fuera poco, el ambiente en el vestuario no es el mejor. Hay jugadores que no se llevan y de siempre se ha dicho que para llegar lejos, se requiere estar unidos.

Básicamente, el conjunto que irá a Brasil será el que ganó el oro olímpico en Sidney 2000 con alguna que otra novedad. Entre ellas, la de su seleccionador, Volker Finke, un alemán de poco nombre pero larga experiencia en el fútbol.

Claves

Sus hombres clave serán Samuel Eto’o y Alex Song, pero en ellos recaerá mucha carga y eso podría ser mortífero para los leones si no consiguen trabajar como grupo y da la impresión de que los arrebatos de Samuel tampoco podrían ayudar en eso al técnico alemán.

Una figura que podría ser clave también es el jovencito Jean-Marie Dongou, quien decidió no presentarse para el último partido amistoso que tuvieron los de Camerún contra Portugal la semana pasada.

A sus 18 años, Dongou está considerado uno de los más letales jóvenes goleadores militantes en el fútbol europeo. El delantero pertenece a las filas del club Barcelona y se tiene en él enormes esperanzas para un futuro, aunque quizá no inmediato. El problema es que ha tenido algunas diferencias con Samuel y eso parece que lo obligó a desistir jugar en el último amistoso a pesar de que lo solicitó el técnico Volker Finke.

 

¿Quién es Volker?

Volker Finke es el hombre que tendrá la complicada tarea de dirigir a los “Leones Indomables” en el Mundial de Brasil. Pese a que no sea muy conocido, no hay que olvidar que este hombre dirigió 16 años al Friburgo allá por los años 90. Sus equipos siempre se han caracterizado por disciplina férrea y seguridad atrás.
Pero tratándose de Camerún, se antoja difícil que sea capaz de trasladar esos ideales a este grupo. Una incógnita como resultará su rendimiento en un campeonato tan exigente como un Mundial y sobre todo, cómo será capaz de llevarse con las estrellas en una concentración tan larga.