•   Scottdale, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El extoletero Barry Bonds, vinculado al escándalo de dopaje en el caso BALCO, volvió este lunes con los Gigantes de San Francisco, pero como técnico de bateo en los entrenamientos de primavera del equipo de las Grandes Ligas.

Bonds apareció mucho más delgado cuando entró en el campo de Scottsdale Stadium de Arizona, donde los Gigantes llevan a cabo los entrenamientos de pretemporada.

Bienvenida del manager

El mánager de los Gigantes, Bruce Bochy, dio la bienvenida a Bonds, pero no entró en detalles sobre lo que podría ser el papel específico del exastro durante su estadía de una semana.

“Nos gustaría tener siempre una alfombra de bienvenida por ahí para él (Bonds)”, dijo Bochy.

Se niega a responder

Preguntado por su polémica carrera y el uso de drogas para mejorar el rendimiento, el “Rey del Jonrón” del béisbol estadounidense se negó a responder directamente, diciendo: “Yo ya he ido a la Corte”.

Bonds señaló que espera trabajar con algunos de los jugadores más jóvenes del club.

“Solo tengo siete días, pero doy la bienvenida a los chicos y a los veteranos más jóvenes a recoger lo que tengo en mi cerebro”, añadió.

Escándalo de esteroides

De 49 años, Bonds es la figura central en el escándalo de los esteroides en el béisbol.

Fue declarado culpable en 2011 de obstrucción a la justicia en relación con su testimonio ante el Gran Jurado en el proceso de BALCO, el laboratorio de San Francisco que distribuía sustancias dopantes a deportistas de Estados Unidos en varios deportes.

 

762

jonrones conectó Barry Bonds en las Grandes Ligas. Su última temporada fue en 2007, cumpliendo con un ciclo de 15 temporadas con los Gigantes de San Francisco