•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hablar de Chile te obliga a pensar en dos figuras casi imprescindibles: Alexis Sánchez y Arturo Vidal. Algo quizá injusto, pues, aunque los dos han respondido en el Barcelona y Juventus, el grupo que conforma la roja de Suramérica para este Mundial es tan talentoso como para obviarlo, con jugadores que están en su etapa de madurez y pueden ofrecer un mejor trabajo de conjunto en Brasil 2014. Esa es la esperanza de toda la hinchada chilena.

120314 chile

Sin embargo, tampoco se debe negar la evolución que ha tenido Arturo Vidal en Juventus, donde es considerado uno de los mejores volantes del mundo, con características que muy pocos tienen: flexibilidad, letalidad en el área, gran recuperación de balones y la definición de un delantero voraz. De esos pocos se cuentan y por esa razón el Barcelona lo tiene en mente para llevárselo.

Sánchez mejor, pero…

Ahora detengámonos en el club español, Barcelona. Alexis Sánchez, quien no se veía bien hace un año, se ha metido de lleno en el rendimiento del equipo. Pero aún nos queda la sensación de que con Chile todavía no logra esa evolución. Bajo ese mismo problema se nota en partidos como el sostenido con Alemania, con revés 1-0 para los chilenos; ahí se notó esa falta de goles, a pesar de que mostraron un gran dominio de la pelota, tanto que no se la prestaron mucho a los germanos en su propia casa.

¿Bastará la ilusión?

Chile integra el grupo B del Mundial de Brasil junto a España, Holanda y Australia. Se mira un equipo de talento e ilusión por cumplir un buen papel en Brasil 2014 con este plantel más maduro.

Hace casi cuatro años Chile disputó el Mundial de Sudáfrica 2010 bajo la batuta del también argentino Marcelo Bielsa. El “Loco” se fue de la Roja, pero su estilo futbolístico caló hondo en los jugadores y resurgió con Sampaoli.

Además de Vidal y Sánchez como figuras, Chile cuenta con un arquero de garantía como Claudio Bravo y una buena defensiva, teniendo como centrales a Gary Medel y Marcos González. Pero desde la llegada de Sampaoli no solo regresó el orden en la cancha, sino también fuera; mejoró el profesionalismo del equipo y los calificativos del “bielsismo”, como la línea de tres en defensa, la posesión del balón y la presión sofocante.

Reto difícil de superar

Sin embargo, el reto a superar sigue siendo difícil, aún para este grupo de jóvenes talentosos; deben tratar de mejorar el tercer puesto logrado en 1962, cuando Chile fue anfitrión. La tarea se augura titánica, pero los futbolistas de Chile creen que ha llegado su momento.

Jugar con el último campeón del mundo va a ser duro. “La verdad es que estamos esperanzados y, más allá de lo complicado, entusiasmados por enfrentar a esos equipos”, dijo Jorge Sampaoli.

 

Están listos para más

“Es una zona complicada por las características de los rivales. Jugar con el último campeón del mundo siempre va a ser duro, pero debemos prepararnos para tratar de ser competitivos en un zona compleja”, expresó Jorge Sampaoli.

Chile se enfrentará a equipos con más experiencia y trayectoria en mundiales, pero su técnico cree que sus jugadores ya han demostrado que son capaces de hacer “grandes partidos”, como el reciente triunfo sobre Inglaterra (0-2) en un amistoso y el 1-0 contra Alemania.