•  |
  •  |
  • END

Recibido por un buen número de amigos, familiares, boxeadores y sus apoderados, Nerys “Machoman” Espinoza arribó anoche al país con un rostro de alegría mientras pregonaba lo satisfecho que se sentía por haber terminado en pie la pelea ante un campeón con tan buenos recursos y pegada como Ulises “Archie” Solís.

“No me siento derrotado para nada y le doy gracias a Dios porque regresé con salud. Para mí fue una buena pelea, desde que comenzó nos tiramos con todo”, comentó Espinoza a su llegada después de confundirse en un abrazo con más de 30 personas.

“Por una derrota no me voy a echar a morir, estoy seguro que vendrá otro chance por título y voy a estar listo seguramente con más experiencia después de enfrentarme a un buen campeón como “Archie” Solís”, agregó el boxeador pinolero.

Nerys aseguró que lo sacó de paso la velocidad de manos de Solís, y las veces que intentaba sacar sus golpes era sorprendido por la ferocidad del mexicano.

“Tuvimos que cambiar la estrategia, pasar sus golpes y meterle manos abajo y rematar arriba. Pero Solís es un gran boxeador, cuando me le acercaba a darle me amarraba, me metía su hombro, su cabeza, por eso vino el golpe en la cabeza en el segundo round porque sabía lo que yo pegaba y no se dejó castigar”, expresó Nerys.

Espinoza aseguró que Solís era más marrullero, a propósito que “Archie” calificó de esa forma al nica, pero al final Nerys no niega que sacó sus mañas para no ser tan afectado.

“Siento que di todo para ganar, para mí no me faltó nada, quizá un poco de suerte, porque me enfrenté a un gran campeón. Lo que sí me afectó bastante fueron los golpes bajos en mis partes. Me recuperé pero mermó mis condiciones y eso solo uno lo siente”, recalcó.

Nerys insistió en que tuvo la mejor condición física para ganar esta pelea, pero la calidad y mañas del campeón de las 108 libras de la FIB le negaron conseguir una corona en su segunda oportunidad de título. La primera fue ante Roberto “La Araña” Vásquez hace tres años.