•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Luis González, padre y entrenador de Román “Chocolatito” González, lució frustrado ayer porque supuestamente su hijo lo excluyó de su equipo de trabajo, con miras a su siguiente combate programado para el 6 de abril en Japón.

“Román me está corriendo del equipo. Se enojó conmigo porque anda con una manada de vagos que no le ayudan en nada”, dijo González sobre su salida del equipo de trabajo del popular “Chocolatito”. “Todos tenemos errores, no somos perfectos, por eso me sacó del equipo”, añadió.

Colaborador

Arnulfo Obando es el entrenador de cabecera del “Chocolatito”, un dos veces campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Luis González colabora con Obando y tiene derecho a un porcentaje de lo que gana el destacado peleador capitalino, en cada uno de sus combates.

Al parecer, no es la primera vez que Román tiene problemas con su padre. Pero las divergencias con su hijo llegaron a un punto máximo ayer, cuando lo sacó del equipo de trabajo para esta pelea en Japón, contra un rival por nombrar.

Ni que tocara los guantes

“No sé qué le está pasando a Román. Anda con un montón de amigos del barrio que no le ayudan para nada. Llegan al gimnasio, no nos dejan trabajar, y como le llamé la atención por eso, me dijo que no iba a seguir trabajando con él. Me dijo que ni le tocara los guantes”, explicó González.

En varias ocasiones, tratamos de localizar al “Chocolatito” en su número personal, pero no respondió las llamadas. Sin embargo, no es un secreto lo que se vivió ayer en el Gimnasio Róger Deshón, con esta divergencia que puso en alerta a entrenadores y a boxeadores que asisten a diario a ese populoso centro de entrenamiento en el barrio San Judas.