elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La compañía de bandera panameña Copa Airlines es la responsable de trasladar a los Yanquis de Nueva York a Panamá, donde el próximo fin de semana disputarán con los Marlins de Miami la llamada "Serie de la leyenda" en honor al cerrador panameño Mariano Rivera.

Copa anunció hoy en un comunicado que ha dispuesto para el traslado de los Yanquis a Panamá un Boeing 737-800 de última generación, con el "más avanzado sistema de entretenimiento y la mejor configuración de espacios y asientos con que cuenta" su flota, y que la aeronave ha sido identificada especialmente con la imagen oficial del evento deportivo.

Los mulos deben llegar a Panamá este viernes en la noche, para disputar los próximos sábado y domingo sendos partidos de exhibición con los Marlins en el estado Rod Carew de la capital panameña.

Directivos de Copa Airlines y la empresa Magic Dreams, promotora del espectáculo, entregaron una donación a Mariano Rivera y a su fundación, del mismo nombre, para que 63 niños de la población panameña de Puerto Caimito puedan asistir al primer juego de la serie, el sábado próximo, indicó un comunicado de la aerolínea difundido hoy.

"En Copa Airlines estamos sumamente orgullosos de ser los responsables de transportar hasta nuestro país a los Yanquis para el homenaje a nuestro legendario Mariano Rivera, y darle así la oportunidad a todos los panameños de disfrutar en el país de un juego de Grandes Ligas, lo que no había sido posible desde hace más de 50 años" afirmó Marco Ocando, director de Mercadeo de Copa Airlines.

Rivera, por su parte, agradeció a "Copa Airlines y a la empresa promotora del evento por contribuir, dijo, "a que los niños de Puerto Caimito, mi pueblo natal, puedan asistir a este partido histórico para el béisbol de nuestro país".

"No todos los días estos chicos pueden asistir a este tipo de eventos, por lo que me llena de orgullo poder unir estas dos reconocidas compañías en torno a este objetivo", afirmó el excerrador de los Yanquis.

Mariano Rivera, que se retiró la pasada campaña tras 19 años con los Yanquis de Nueva York, salvó 652 partidos, la máxima cantidad para un relevista en las Mayores, y tuvo un modesto récord de ganados y perdidos de 82-60.