•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un mes ha sido suficiente para que Yeltsin Solís saliera del anonimato. Pocos sabían de él, y pocos se hubiesen atrevido a apostar que el juvenil de 22 años estaría como líder de bateo, luciendo un elegante promedio de .535 en el Campeonato de Béisbol “Germán Pomares”.

Solís, quien nació en Rivas y vive en el barrio Palos Negros, proviene de una familia humilde, pero que a base de esfuerzo ha logrado salir adelante. Su mamá, María González, es empleada doméstica, y su papá José Solís es guarda de seguridad en un banco.

“Mi familia es lo más lindo que tengo. Sobrevivimos del trabajo. No somos ni pobres ni ricos, vivimos bien, somos unidos”, expresa el pelotero orgullosamente.

Intentó varias veces

Como suele suceder en muchos casos con los beisbolistas, Solís no fue un apasionado de los estudios, apenas alcanzó el segundo año de la secundaria. Fue más grande su amor por el béisbol cuando lo comenzó a jugar a los siete años. Desde entonces ha permanecido enamorado, y el año pasado empezó a cosechar el fruto que siempre deseó: recibir una invitación del equipo de sus sueños, el Frente Sur de Rivas.

“Todos los años iba a las prácticas a ver si me daban un chance en el equipo. En 2013 me quedé, pero en la reserva, y después me subieron por un jugador que no estaba rindiendo. Así cumplí mi sueño de jugar con Rivas”, cuenta Solís, quien no olvida que el año pasado casi pierde a uno de sus seres más queridos mientras disfrutaba de su travesía por el equipo.

“Mi abuela ya está viejita (80 años), ella estuvo bien grave (problemas en el corazón), casi muere, pero gracias a Dios mejoró. Fue difícil para mí porque en ese momento andaba jugando con Rivas y me llamaron que estaba grave. Lo que hice fue rezar a Dios para que se salvara”.

No lo cree

Sin duda que gran parte del rendimiento de Rivas en el “Pomares” se debe a los imparables de Solís. “Me sorprendo porque jamás pensé que iba a estar como líder de los bateadores, pero también me pone muy feliz porque mi equipo está ganando”.

“Mi cuerpo técnico me ha enseñado muchas cosas. Antes tenía una forma de batear toda rara, pero me quitaron eso. Le tiraba a todo lanzamiento, ahora tengo más calma, escojo mejor mi pitcheo, y he aprendido que no debo tenerle miedo a ningún lanzador. No me siento presionado por el liderato, estoy muy tranquilo”, dijo Solís.

 

Líder

Rivas es líder del grupo “C” con balance de 13-3. del Campeonato de Béisbol “Germán Pomares”.