Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Han pasado casi seis días desde que llegó Juan Palacios a China para defender por primera vez su título interino del CMB en las 105 libras, ante el retador Teruo Misawa.

Y desde el hilo telefónico no dejan de escucharse más que buenas noticias: el campeón se acopló al horario en Chengdu, de 14 horas de diferencia respecto a Nicaragua, come sin problemas y aunque parezca increíble, está pesando 103 libras, mientras se prepara para subirse a la báscula en horas de la noche de hoy.

“Ya quiero que llegue el momento de demostrar que no es sólo apariencia lo que han visto en los dos entrenamientos públicos que hemos dado en China. Todo el que me ha visto se queda asombrado por las energías con las que entreno a pocas horas del pesaje”, dijo Palacios desde China en comunicación con EL NUEVO DIARIO.

El monarca desde que llegó a Chengdu sigue entrenando, corriendo 12 kilómetros en los primeros días, hasta ocho que hizo todavía ayer. Además, en el gimnasio practica con la suiza, saco, hace sombra y todavía termina como si nada.

“A toda la afición de Nicaragua les quiero asegurar que voy a retener la corona, no los voy a defraudar. Me siento fuerte, estamos listos para ofrecer el mejor combate de mi vida, no me importa quién sea Misawa, lo que sí importa es cómo estoy para ganarle. No he visto a Misawa desde que vine y espero que venga al pesaje y no se corra”, bromeó el nica en su habitación en China, en medio de su grupo de trabajo.

Palacios subirá a la báscula a las 12 de la noche de hoy, y quedará listo para medirse en la madrugada del viernes al japonés.