•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Erasmo Ramírez aceptó algunos señalamientos que le formuló el mánager Lloyd McClendon, quien prácticamente lo consideró una especie de “maquinita” de lanzar strikes, algo que aprovecharían al máximo los experimentados bateadores en las Grandes Ligas.

Pero esas críticas no le impidieron a Ramírez cerrar el spring training con una estupenda labor ante los Rangers de Texas, ayer en el Estadio Surprise, en Arizona.

En cinco entradas laboradas ante los Rangers, el lanzador rivense apenas aceptó tres impables, una carrera, pero ponchó a media docena de bateadores, sin regalar bases por bolas, para mejorar su efectividad a 1.14.

Ramírez entregó el juego ganado 3-0 en el cierre del sexto inning, cuando se fue a las duchas después de ejecutar su lanzamiento 71, que fue un imparable de Adam Rosales.

Los relevistas le echaron a perder esa ventaja al nicaragüense. Los Rangers ripostaron y ganaron 5-3, pero más allá de esa reacción, Ramírez nuevamente dejó en alto su nombre y se confirmó como el segundo abridor de los Marineros en este arranque de la temporada, solo superado por el sensacional lanzador venezolano Félix Hernández.

Se sintió bien

“Me sentí muy bien”, dijo Ramírez luego de su labor ante los Rangers. “Mi brazo se siente bien y eso que todavía estoy trabajando en mi rutina. Hoy (ayer) todo estaba funcionando bien”, dijo.

McClendon, por su parte, tuvo palabras de elogio para Ramírez, a quien llegó a criticar en los últimos días por lanzar muchos strikes.

“Hizo mejores lanzamientos hoy”, dijo McClendon. “Pienso que él lanzó muy bien. Me quedé muy contento”, reiteró el mánager de Seattle, quien finalmente se vio obligado a confirmar a Ramírez como el segundo abridor de Seattle para el próximo martes ante los Angelinos de Anaheim.

En vista de que no tuvo decisión en el partido, Ramírez mantuvo su balance en 3-0, con una efectividad 1.14, producto de 3 carreras limpias en 23.2 entradas laboradas. En total, actuó en seis partidos en este spring training, dejando claro que este 2014 podría ser su gran año.

 

Un hit

Everth Cabrera bateó de 2-1, con una empujada, una anotada y dos bases por bolas, ayer en el partido que los Padres de San Diego vencieron 9-5 a los Reales de Kansas City.

 

Batea .273

Cabrera mejoró su porcentaje de bateo en este spring training a .273, por 15 imparables en 55 turnos al bate, con 9 anotadas, 6 empujadas, 8 boletos y 14 ponches.

 

1.14

es la efectividad de Erasmo Ramírez en el spring training con los Marineros de Seattle.