•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Segunda victoria nica en el ciclismo tico”. Es acaso parte de un film, o es más bien un fragmento de ficción. Hace años esto hubiese parecido una broma de 28 de diciembre, un “inocentazo”; pero no lo es, ha ocurrido lo increíble. Priza está dejando su huella en Costa Rica.

El rivense Geovanny Rodríguez, del equipo Priza, ganó la segunda etapa de forma consecutiva en suelo tico, después de que Jaime Ramírez lo hiciera en Liberia. Esta vez Rodríguez lo hizo en Guanacaste.

Sobrevive a todo

Rodríguez sobrevivió a ataques ticos, permaneció arropado por su equipo y dio el zarpazo en el momento adecuado. En la última fracción su ataque fue fructífero, pedaleando los últimos metros con sus umbrales y pulsaciones a todo tren, sintiendo el sabor de la victoria, llegó finalmente a conquistar uno de los palmarés más significativos en su carrera sobre las dos ruedas.

Pero cuál es la fórmula que está utilizando el Priza para estar en lo más alto del ciclismo tanto nica como tico en este instante, cuando este último tiene un desempeño superior al nica de forma muy clara. Estos son los mismos ciclistas que hemos tenido en los últimos años; entonces, ¿qué es lo que ha ocurrido?

Fuerte apoyo

Con el respaldo del empresario y también ciclista Álvaro Baltodano, el equipo Priza ha recibido un apoyo económico fuerte, reflejado en diversos aspectos, tanto como ningún equipo en la historia del ciclismo nica; bicicletas, aditamentos, vestimenta, concentraciones. A esto le sumamos la inyección del entrenador colombiano Gustavo Wilches, ganador de la vuelta a Colombia en los noventa y quien venía de ser el entrenador del Plycem en Costa Rica.