•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Redacción Deportes

 

Desde su irrupción en el Mundial de Estados Unidos, Nigeria es un habitual residente de las Copas del mundo. La ausencia en 2006 no empañó la novel tradición mundialista que tienen las ‘Águilas Verdes’. El proceso rumbo a Brasil empezó mal, con un grave clima político que amenazó con dejarlos por fuera de participar en la eliminatoria. Sin embargo, Nigeria se levantó del suelo y presentó una mejoría que lo llevó a ser campeón de África y alcanzar el boleto mundialista por quinta vez en su historia.

010414 nigeria

El plantel

Si algo sobra en el fútbol africano es calidad en sus jugadores. Nigeria no se queda atrás y la mayoría de sus futbolistas actúan en las ligas europeas. El capitán del barco es Vincent Enyeama (Lille), aquel que descrestó en el anterior Mundial y que desde ahí se ha ganado la admiración de todo su país. Bajo su liderazgo están Efe Ambrose (Celtic), Kenneth Omeruo (Chelsea), Godfrey Oboabona (Rizespor) y Elderson Echiejile (Braga), quienes componen la zaga defensiva.

El mediocampo combina talento con indisciplina táctica. La materia que aún no aprueban las ‘Águilas’ es el orden, a pesar de contar con jugadores como Ogenyi Onazi (Lazio) y John Obi Mikel (Chelsea) en la contención, así como Víctor Moses (Liverpool), Nmandi Oduamadi (Brescia) y Ahmed Musa (CSKA Moscú) en la creación. Adelante es el gran talón de Aquiles de los africanos que confían en Brown Ideye (Dinamo Kiev) con mayor participación aunque no de forma absoluta.

A los jugadores les ha caído bien. Ven con agrado que una persona nativa de Nigeria los dirija y desde allí se ha derivado un grupo fuerte. Además, la mística de las ‘Águilas’ está garantizada con la presencia de Keshi, ya que es uno de los pocos que ha ganado la Copa Africana como jugador y entrenador.

La figura

Nigeria está acostumbrada a que las grandes figuras sean de gran despliegue físico por encima del talento. Sin embargo, John Obi Mikel no se conforma y combina la velocidad con la técnica siendo un jugador polifuncional. En los últimos años ha ganado relevancia en Chelsea, siendo uno de los mimados de Mourinho tras el regreso del entrenador a Londres.

Juega con la diez, transformándose en creativo pero arma al equipo desde atrás, algo que no lo desgasta de gran manera gracias a la resistencia que tiene. Si él no está lúcido, Nigeria cae en el choque y la imprecisión, por lo que es el termómetro del conjunto esmeralda.

El ausente

Aunque empezó siendo parte de este proceso, Obafemi Martins ha sido borrado de los planes. El jugador, que brilló en Inter de Milán y Newcastle, decidió dejar el fútbol europeo para probar fortuna en la liga de Estados Unidos en el equipo Seattle Sounders. Esta decisión hizo que Keshi no lo convocara de manera habitual a la Selección nacional, relegado por otros velocistas como Ahmed Musa y Brown Ideye.