•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A sus 39 años de edad, Freddy Chévez es consciente de que sus mejores momentos en el béisbol ya pasaron. Su vitalidad física ya no es la misma, pero su espíritu por alcanzar metas personales es firme como un roble, y no es para menos, el zurdo está a un hit de los un mil imparables, cifra que podría conseguir en la próxima jornada del Campeonato de Béisbol “Germán Pomares”.

Chévez, comenzó a jugar béisbol a los 10 años en potreros de la comarca La Fuente, ubicada en La Paz Centro, municipio de León. Cuando jugaba con tucos de palos que eran utilizados como bates, guantes hechos de sacos, y pelotas de calcetín, jamás imaginó acercarse a los un mil hits.

No lo esperaba

“Honestamente, no lo esperaba. Uno no piensa en alcanzar esas cifras. Me siento bien porque el esfuerzo y la disciplina han valido la pena. Estoy agradecido con el San Fernando porque me dio la oportunidad de jugar. Sueño para que el hit mil sea jonrón y celebrarlo con mis compañeros”, dijo Chévez.

¿Si hoy te retiraras, que te deja el béisbol?

“Una vez un amigo me dijo: ‘Freddy, vos no sos un gran jugador, pero sos famoso’. Recuerdo que iba a Chinandega, donde jugué; los niños me reconocían y me hacían sentir especial, eso lo llevo en mi corazón. El béisbol me ha dado reconocimiento, para mí es bonito saber que mis padres están pendientes por la radio cuando disputo un partido”.