•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La selección de Bosnia-Herzegovina aparece en el mapa de las eliminatorias mundialistas en 1996. Antes fue parte del poderoso equipo de Yugoslavia (1920-1992), que agrupaba a los actuales estados de Bosnia, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro, Serbia y el disputado Kosovo.

020414 bosnia

La antigua Yugoslavia fue uno de los cuatro primeros países europeos en participar en una Copa Mundial de Fútbol, llegando a la semifinal del primer torneo en 1930; dicho logro sería repetido en 1962. Mientras que a nivel continental, obtuvo segundo lugar en dos Eurocopa (1960 y 1968).

La división

Tras la Guerra Civil Yugoslava, diversos estados nacieron de Yugoslavia y se crearon nuevos seleccionados internacionales. Debido a dicho conflicto y al embargo internacional instaurado en su contra, su participación en la Eurocopa 1992 fue cancelada diez días antes del inicio del torneo. Ese mismo año, Yugoslavia jugó su último partido como tal; aunque dicho nombre siguió siendo utilizado por Serbia y Montenegro entre 1992 y 2002.

De ahí, Bosnia-Herzegovina comienza su paso por las eliminatorias pero sin mucho éxito; incluso se quedó a un paso de Sudáfrica 2010, luego que Portugal lo eliminara (en la repesca). Esa dramática eliminación parece que les dio una lección a los bosnios, porque los Dragones alcanzaron una fase de clasificación asombrosa.

Cuarta mejor

Sumaron ocho victorias en diez jornadas (por solo un empate y una derrota) y marcaron 30 goles, el cuarto mejor registro de la zona europea. Este poderío ofensivo, unido a su seguridad en defensa (únicamente seis tantos encajados), fueron determinantes para sellar su celebrado billete a Brasil y, con él, su primera participación en una Copa Mundial de la FIFA. A fin de cuentas, su abultada diferencia de goles fue la que deshizo a su favor el empate a puntos con Grecia.

Su buena racha inicial de victorias, así como un empate a cero en Grecia, anunciaron muy pronto la firme candidatura de Bosnia-Herzegovina a estar presente en Brasil 2014. Sin embargo, un inesperado tropiezo en casa ante Eslovaquia (0-1, en septiembre de 2013) volvió a darle emoción al grupo de los Dragones, que por unos instantes se temieron lo peor. Finalmente, el conjunto dirigido por Safet Sušić venció en la última jornada y aseguró la primera posición por delante de Grecia.

¿Y ahora?

Bosnia-Herzegovina tuvo problemas evidentes para asimilar la decepción de su derrota en la repesca para la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, frente a Portugal (1-0 y 0-1). En esa ocasión se vieron fuertes en el ataque, pero muy frágiles en defensa. Fue así que se les escapó la oportunidad de llegar a su primera cita mundialista.

Para la Eurocopa 2012, los problemas continuaron. De esas limitantes el técnico (Safet Sušić) sacó un provecho envidiable, pues dedujo en qué debía seguir haciendo mejoras. Tal parece que lo logró, pues de un tiempo a esta parte la selección bosnia ha ganado en consistencia. “Este equipo mejora partido a partido”, declaró Sušić después de su histórica clasificación a Brasil 2014. Y es que Bosnia-Herzegovina rebosa confianza, porque se ve un equipo más compacto, no tan frágil en defensa y resuelto en ataque.

Las estrellas

Su principal figura es el delantero Edin Dzekopero, no menos atrás en las consideraciones está Vedad Ibisevic; además agreguemos a los centrocampistas Miralem Pjanic y Zvjezdan Misimovic, al jefe de la retaguardia (Emir Spahic) y un arquero como Asmir Begovic.

Esta selección cuenta con figuras claves y que han venido incidiendo en su juego, capaces de guiar al equipo y decidir partidos ellos solos. La mayoría ha demostrado su valía y capacidad partido a partido en algunas de las mejores ligas de Europa y, además, aporta el plus de experiencia necesario para debutar con garantías en la prueba reina planetaria.

Así que en un grupo en el que Argentina es clara favorita a llevarse el primer puesto, Bosnia a la par de Irán y Nigeria podría entrar en las consideraciones para un posible segundo lugar.