•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

 

El gol del brasileño Diego en el minuto 56 fue una puñalada en el corazón de la multitud que llenó el Camp Nou. Ni siquiera la estocada de Neymar enderezando un pase maestro de Iniesta, con mezcla de música y poesía, estableciendo el indestructible 1-1 en el minuto 70, esquivando el caos, evitó que las alarmas quedaran activadas en Barcelona. Precisamente, un gol como visitante en la súper copa, en otro 1-1, le facilitó ese título al Barsa con un 0-0 en casa.

Más allá de toda la intensidad vista ayer y la multiplicación de oportunidades, eso podría ocurrir nuevamente, pero al revés. Alrededor de esta perspectiva, el Barsa, que perdió a Piqué por lesión solo para redescubrir a Bartra tan eficiente, tendrá que buscar la victoria tomando mayores riesgos, en busca de abrir espacios y ser más preciso, ante una defensa disciplinada, astuta, aguerrida, hermética, capaz de resistir casi todo.

Gran duelo

Un gran partido. El fútbol luz se llenó de megavatios, aunque no de goles, porque también el Barsa mostró una defensa muy funcional, a diferencia de la inseguridad aguijoneante que tanto lo ha afectado en las batallas más recientes, y porque Curtois, el joven arquero, lució como el mejor del planeta con sus anticipos, sus cierres y sus atajadas, incluyendo las realizadas a Busquets, Iniesta y Messi, ahogando los alaridos.

Iniesta pesó más

Por encima de Curtois, la gran figura fue Andrés Iniesta con un segundo tiempo casi fantasioso, apareciendo providencialmente para frenar, interceptar, desplazarse fantasmalmente, organizar desde la nada y sobre la marcha, conseguir posiciones de tiro, meterse al área, o ser una amenaza desde afuera. Ese pase a Neymar es para un curso de maestría, digno de Gerson, de Maradona, o de Pelé. Se escuchaba una sinfonía con las notas de Mozart mientras la pelota se deslizaba sobre la grama hasta Neymar, que sin titubear, descargó el latigazo de derecha para el 1-1 recuperador de los latidos de la esperanza. Vimos un súper-Iniesta.

Eso sí, no había forma de olvidar el golazo de Diego, con la pelota convertida en proyectil, arañada dramáticamente por Pinto en su espectacular e inútil vuelo. Aún 1-1, su importancia seguía teniendo un enorme peso. ¿Quién iba a decir, que con la salida del artillero insignia, Costa, lesionado, Simeone traería del banco la carta ganadora, el “as” que necesitaba?. ¿Escuchan esas alarmas? Permanecerán activadas hasta el próximo miércoles en Barcelona. El Atlético quedó con las riendas, cuchillo en mano.

 

El United también empata

SATISFECHO • El técnico del Manchester United, David Moyes, afirmó que está “encantado” con el empate a uno que firmó su equipo ante el Bayern Munich en Old Trafford, en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

“Sabemos que tenemos que marcar un gol en la vuelta. Debemos trabajar sobre eso. Pero somos conscientes de que tendremos una gran oportunidad” de pasar a semifinales, y agregó, “ellos van a tener mucha posesión en su campo, así que tendremos que mantenernos firmes. Creo que podremos herirles”.