•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Que genial estuvo Erasmo Ramírez! No solo porque ganó con una labor de siete entradas y dos carreras, sino también porque demostró que está listo para sortear a los rivales más difíciles y superar cualquier adversidad como lo hizo ayer ante los Angelinos en la victoria de Seattle 8x3, y todavía retirando a los últimos once bateadores.

Tener enfrente a una alineación compuesta por Mike Trout, uno de los jóvenes más explosivos del big show, y a los dinamita pura Josh Hamilton y Albert Pujols, además del siempre peligroso veterano, Raúl Ibañez, es un reto para cualquiera, inclusive para un ganador de 20 juegos. Claro, Erasmo no es de ese grupo de lujo solo pretende establecerse en las Grandes Ligas sin hacerse la ilusión de esa cifra imposible, astronómica para cualquier nica hasta ahora.

Pero eso hizo Ramírez, sorteó a esas fieras, los limitó a seis hits en 7 innings con dos carreras remolcadas por jonrón de Ibañez en el cuarto, vengándose del ponche que Erasmo le había propinado en el segundo episodio.

Hamilton estaba abordo por doble sobre la raya del jardín izquierdo, convertido en su segundo ante el nica porque antes lo descifró con sencillo al derecho.

Sin embargo fue el único daño que le hicieron a Erasmo pese que se le embasaron dos en el segundo y resolvió con rola para doble play de Howie Kendrick. Otros dos tuvo en el tercero con hit de Hank Conger y golpe a Trout pero anuló a Pujols con dos outs y se acabó ahí la amenaza.

Y mejor aún, en el cuarto inning tras el vuelacerca de Ibañez, fue víctima de un error del cuadro y recibió un hit que pudo ser resuelto por el jardinero derecho, pero cerró la entrada como un as, ponchando Erick Aybar y Kole Calhoun con lanzamientos de quiebra cinturas.

Desde ahí comenzaron a desfilar los 11 rivales sin que nadie le tomara base. En el quinto dominó en rola a Trout, ponchó a Pujols y a Hamilton lo hizo batear por la propia lomita. En el sexto, volvió a abanicar a Ibañez mientras dominaba a David Freese y Howie Kendrick, y en el séptimo, cerró con otros tres en fila, el último convertido en su sexto ponche de la noche, este para Calhoun.

Erasmo caminó siete entradas con seis hits, seis ponches y estuvo feroz con su control pues no dio base por bolas mientras dejaba su efectividad en 2.57, en una demostración que lo ocurrido en el spring training con los Marineros (3-0 y 1.14 de efectividad) no fue casualidad. Se apuntó su primera victoria, que esperemos sea la primera de más de 10 de esta campaña. ¡Qué grande lució!.

 

Anoten

Erasmo en su labor frente a Trout, Pujols y Hamilton, resumió dos hits en ocho turnos, dejando de 3-0 a Albert y 2-0 a Mike. Ponchó dos veces a Ibañez y otras dos a Calhoun. El único que le conectó dos hits fue Hamilton en tres turnos.