•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Ghana aún recuerdan el penal cobrado por Asamoah Gyan frente a Uruguay en los cuartos de final de Sudáfrica 2010. Esa acción provocó tanta molestia en su país que recibió muchas amenazas de muerte. Y es que fue dramático cómo eliminaron a las ‘Estrellas Negras’; se destacaron como héroes charrúas Sebastián "Loco" Abreu y Luis Suárez, mientras Gyan actuaba como el “malo” de la película.

040414 ghana

El delantero ghanés evitó que por primera vez una selección africana clasificara a semifinales de una Copa del Mundo. Eso implicaba transformar el penalti a favor al minuto 120 de partido. Gyan estrelló el balón en el travesaño y, aunque luego marcó en la tanda de penaltis posterior, su gol ya no sirvió para nada.

Cuatro años después esta selección, vuelve al Mundial con muchos de los que estuvieron en Sudáfrica 2010. Esta vez al mando de James Appiah, llegan al menos con el mismo propósito: repetir lo que hicieron hace cuatro años, cuando avanzaron a cuartos de final. Pero la pregunta obligada es ¿podrán lograrlo? Por lo menos tienen a jugadores de mucho talento y experiencia innegable, provenientes de equipos de renombre de Europa.

¿A qué juega Ghana?

Ghana siempre ha padecido de algunos males en su defensa. Se ven fuertes en la marca, se imponen con su físico; pero en el balón estacionado se descuidan y permiten una buena cuota de goles de esa forma. Sin embargo, han encontrado algunos recursos para minimizar a sus rivales.

Con la dupla Essien-Muntari, resulta complicado hacer daño desde el centro de la zona de Ghana, por lo que los rivales tienen que buscar los costados para generar peligro. Por eso, Appiah ha trabajado también con insistencia la labor de sus extremos.

En la eliminatoria africana fue evidente cómo Kwadwo Asamoah y André Ayew cerraron espacios por los costados a sus rivales, algo que requirió un enorme esfuerzo físico. Ademáslos medio punta tampoco descansan, con un Waris en permanente movimiento y Gyan que siempre busca errores en la salida de balón rival.

El único problema es que la base del planteamiento radica en la actitud de los futbolistas y el futbolista africano, por lo general, es de naturaleza inconstante. Conseguir que cada tres días Ghana salga a morir en el campo parece harto complicado.

También las idas y venidas de los zagueros no han permitido consolidar ninguna de las cuatro demarcaciones, lo que se acaba notando en el entendimiento, pese al buen nivel individual que pueden alcanzar los candidatos. Cierto que en los laterales se puede mencionar una mayor debilidad defensiva, especialmente en el caso de Afful, Opare y Addy.

Su ataque

En lo ofensivo, la idea de Ghana pasa por conexiones rápidas desde el mediocentro hacia una banda, donde puede aguardar uno de los extremos o bien caer uno de los medios que gozan de mucha movilidad. Ahí es que Sulley Muntari se ve como figura clave; su precisión en los envíos de larga distancia hace muchísimo daño.

Una vez el balón llega a zona de tres cuartos, Ghana maneja diversas alternativas: rápidas paredes con los puntas, disparos de Kwadwo Asamoah, desbordes en conducción de Andre Ayew, subidas de los laterales en apoyo, acciones individuales de Atsu, irrupciones de Boateng,… Mucha calidad, variedad y cambio de juego a base de velocidad.

 

2

mundiales tiene Ghana en su historia, pero gana cuatro partidos.