•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Randy Caballero quedó a la orilla para disputar el título gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

El joven peleador, nacido en Coachella, California, pero que pelea como nicaragüense, lució su talento este viernes para noquear en ocho rounds al japonés Kohei Oba, en Kobe, Japón.

Caballero no tuvo piedad de Oba. Desde el primer round impuso su fortaleza y velocidad, para tomar el control de una pelea que no fue nada fácil debido al empuje que siempre mostró el peleador japonés.

Cayó en el primero

En el primer round, Caballero envió por primera vez a la lona a Oba, con una derecha rápida al mentón. La campana salvó a Oba en ese round y le dio un poco de respiro porque se plantó a intercambiar metralla en el segundo.

Oba decidió mantenerse a corta distancia en el tercer asalto, tratando de intercambiar metralla con un boxeador más técnico y fuerte como Caballero, sacando buenos dividendos. En el cuarto, Caballero se decidió a hacer un mejor trabajo de cintura, a esquivar la ofensiva de Oba, quien no cedía.

Caballero comenzó a tomar el control del combate en el quinto, mermando las condiciones de Oba con su golpeo al cuerpo, y en el sexto estuvo a punto de enviarlo a la lona, al presionarlo con golpes al cuerpo y ganchos que se estrellaron en su mentón.

Randy hizo un trabajo de demolición en el sexto, continuando con su trabajo en el séptimo cuando Oba estaba nuevamente a su merced. Oba demostró mucha bravura en este round, intentó batallar con Randy, pero fue inútil.

El final de la pelea llegó a los 1:54 minutos del octavo round, cuando la esquina de Oba decidió tirar la toalla después de una segunda caída y un inmisericorde castigo de Caballero, quien mejoró a 21-0, con 13 nocauts.