•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los jugadores del Borussia se limitaron a hacer una suave sesión de recuperación tras la victoria ante el Wolfsburgo (2-1). Con mucha presencia de público en las gradas, Klopp acabó dándose un pequeño baño de masas cuando, con todo el entrenamiento finalizado, fue paseando hasta los campos anexos para ver a un torneo de infantiles que se estaba disputando.

Le sirvió para medir la temperatura del ánimo de la gente de cara al partido de vuelta ante el Madrid. “La remontada es posible míster, hay que ir por ello”, escuchó una y otra vez.

Sin reproches

Nadie en la afición del Borussia reprocha la temporada que está haciendo el equipo. Con tanto lesionado de gravedad (cinco titulares) siguen segundos en liga, en semifinales de la Copa (repetirán con el Wolfsburgo) y entre los ocho mejores de Europa. Los jugadores también están ilusionados con la posibilidad de hacer algo heroico ante el Madrid. En ese sentido se expresó Reus en declaraciones a la web del club: “¿Si creo en el milagro de la remontada? En el fútbol todo es posible. Vamos a dar todo, se lo pondremos difícil. Si jugamos como en la primera parte ante el Wolfsburgo (donde iban perdiendo 0-1), no hay nada que hacer. Si lo hacemos como en la segunda (cuando remontaron hasta el 2-1) hay posibilidades”.

Klopp recupera a Lewandowski, cuyo póker en la pasada eliminatoria aún está en el recuerdo de todos los aficionados. Con respecto a los que jugaron en la ida del Bernabéu no estará el sancionado Kehl. Ocupará su lugar el reciente fichaje Milos Jojic. El portero Weidenfeller, después de ser baja ante el Wolfsburgo por el golpe en la mano que recibió de Reus en el Bernabéu, realizó una suave sesión de carrera continua y ejercicios físicos, pero no hizo portería. No está asegurada su presencia el martes.

 

Un póker de cuatro goles es lo que piden los aficiona-dos del Borussia a su goleador Robert Lewan-dowski.