• |
  • |
  • END

Se cumplieron los pronósticos del pesaje. El campeón interino del CMB, Juan Palacios y su retador Teruo Misawa dejaron bien sentada la condición física con la que llegaron al combate y ambos marcaron 104 libras en la báscula, para el duelo que sostendrían esta madrugada, hora de Nicaragua.

Se tenía plena confianza en una gran presentación de Palacios, para que retuviera el título interino peso paja en Chengdu, China.

Las primeras impresiones de este encuentro dejaron bien plantado al pinolero, que no dudó en retar con su mirada y corpulencia a Misawa, y al parecer tuvo buenos resultados.

“Se notó que tenía miedo, hasta Don King tuvo que apartarme porque decía que el muchacho temblaba de miedo. Se sorprendió cuando me miró lo fuerte que estoy. Gané el round psicológico. Ahora va a saber quién es el campeón”, expresó Palacios a EL NUEVO DIARIO horas antes de subir al ring para medirse al japonés.

Para el primer round, el plan del campeón era mantener a distancia con jab a Misawa, quien por su estatura –más pequeño que Omar Soto- y brazos cortos, tenía que arriesgar a meterse a la zona de fuego de Palacios. Tendría cuidado con un volado de derecha del asiático que a veces sorprende a sus rivales en ese combate en corto.

Pero el nica es tan versátil que debió hacer de esa estrategia otro factor a su favor, metiendo con contundencia ganchos de izquierda y derecha, uno de sus mejores golpes, combinados con uppers al mentón para sacarle provecho al estilo frontal del japonés.

“Voy a arrancar con cautela, eso no significa que no tiraré muchos golpes. Voy a tirar muchos jabs, directos y a meterle las manos donde más le duela. No soy un gran pegador, pero sé cómo y dónde le duele”, dijo el monarca de las 105 libras del CMB.

El ritmo de la pelea debe ser impuesto por Palacios por sus ventajas físicas, tratando de restarle velocidad al japonés con muchos golpes al hígado, estómago e incluso al mentón. El nica aumentaría la furia de su ataque luego de los primeros tres rounds, precisamente cuando su rival resintiera más sus golpes.

Sin embargo, el monarca tendrá que cuidarse de algunos cabezazos que podría provocar Misawa por la forma agresiva en la que se meterá en corto.

“Tenemos todo eso previsto. Por momentos será inevitable la pelea adentro pero como sé que nadie le ha metido los ganchos con la contundencia que recibirá esta madrugada, podría hasta noquearlo en los primeros cinco rounds”, concluyó Palacios.

La condición física de ambos será vital, pensando en el desgaste que provoca una pelea intensa. Palacios lleva las de ganar por contundencia, distancia, los mejores golpes y condición física, pero jamás debe descuidarse ante el coraje y velocidad que ofrecen casi siempre los japoneses en los pesos pequeños.