•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Es una de las banderas para llevar a su selección otra vez al primer plano internacional, como ocurrió en Francia 98 con el recordado tercer puesto.

Considerado el Johan Cruyff de Croacia por su parecido físico y cualidades futbolísticas semejantes a las del holandés, Luka Modric aterrizó en Real Madrid a fines de agosto de 2012 para estudiar a los españoles, que mantienen una hegemonía a nivel mundial en el fútbol desde 2008 hasta la actualidad.

Con 28 años, la estrella de la selección croata busca volver a poner a su país donde supo estar en 1998. Por esos días, los europeos participaron de su primer Mundial y fueron la revelación en Francia, al finalizar en el tercer puesto.

Su historia

Azotados por la guerra de la década del noventa, en la que Croacia se independizó de Yugoslavia, la familia Modric vivió en varios hoteles en la ciudad de Zadar, donde Luka comenzó a dar sus primeros pasos como futbolista. Su padre, Stipe, estuvo en el ejército croata y su abuelo murió en combate. La finalización del conflicto no fue excusa para abandonar el club de la localidad.

Durante años, el joven Modric fue cedido a varios clubes. En 2000, dos años después de ver cómo su selección brilló en la Copa del Mundo, Luka se incorporó al Dinamo Zagreb en la capital de Croacia. Pero recién tres años más tarde, y con 18 años, mostró la rebeldía que necesita toda persona para demostrar que está para grandes cosas, al obtener el premio al mejor jugador de la Liga de Bosnia, jugando para F K Zrinjski —filial del Dinamo—.

Debuta en Alemania

Velocidad con y sin la pelota, poseedor de una gran visión en el campo de juego y con llegada al gol, iniciando su trayecto desde la mitad de la cancha, el diestro Modric se instaló en el principal equipo del Dinamo desde 2005 hasta 2008, obteniendo tres ligas, dos copas y una supercopa. En medio de estos importantes logros, el oriundo de Zadar integró el plantel de la selección croata en el que sería su primer Mundial: Alemania 2006. Entró en dos ocasiones como suplente en los segundos tiempos al campo de juego.

Un diamante nunca deja de brillar. El paso de los años no es un factor que devalúe el precio de esta piedra hermosa. Pero Luka Modric tiene algo a favor, que es que el paso del tiempo le suma más experiencia y lo convierte en un jugador extraordinario. Gracias a su baja estatura (1.70) y su peso liviano (65 kg), es ágil y dinámico. Puede moverse por toda la zona del medio campo. Es un jugador de creación que sabe pararse por delante de los defensores o dar el último pase a los delanteros. En oportunidades que fueron necesarias, el mediocampista jugó como extremo por las bandas.

Con pasado en el Tottenham de Inglaterra y presente en el club de la capital española, Modric sigue siendo aquel niño que, a pesar de haber tenido una guerra a sus espaldas, siguió jugando a lo que más le gusta. Sigue siendo aquel joven soñador que vio cómo su país llegó a ser tercero en un Mundial. Y seguirá soñando, como lo puede hacer cualquier chico, con poner a su selección en lo más alto.

16.5 millones de euros pagó por Modric el Tottenham en 2008; 30 millones pagó Real Madrid por su traspaso en 2012.

Perfil

Luka Modric

Posición: Centrocampista-Medio centro

Dorsal: 10

Nació: Zadar, Croacia

Fecha de nacimiento: 09.09.1985

Altura: 172 cm

Valorado: 40 millones de euros