•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El motocross es un deporte extremo practicado en su mayoría por adultos. Sin embargo, en los últimos años esta situación ha variado, pues niños entre los 10 y 15 años se han convertido en expertos pilotos. Tal es el caso de Hugo Martínez Lara, de 13 años, conocido en las pistas como “El Huracán”, quien en sus cinco años de corredor ha sido campeón en El Salvador en dos ocasiones en la categoría 65 cc y ganador de un Supercross Internacional en Chinandega.

“El Huracán” cursa el segundo año de secundaria con excelentes calificaciones, por lo que sus padres le brindan la oportunidad y confianza para practicar el deporte que le permite vivir fuertes emociones. Este pequeño cuenta que ha sufrido caídas severas, pero no tiene intenciones de retirarse porque considera que estos altercados son parte del deporte en dos ruedas. “Mi padre y mamá siempre me apoyan, es lo que me da fuerzas para salir adelante”.

 

¿Qué te gusta de este deporte?

La adrenalina, también la emoción que me hacen sentir los saltos.

 

¿Quién te entrenó para las competencias?

He tenido muchos entrenadores, el primero me enseñó todo lo básico, fue Javier ‘Rapidito’ Mairena; luego tuve entrenadores de Costa Rica, también de Guatemala y actualmente entreno con Giovanni Rodríguez, de El Salvador.

 

¿En qué categoría prefieres correr?

Me gustan todas las categorías, actualmente corro en 85 cc, pero me estoy preparando para participar en la 250 cc.

 

¿Cuántos trofeos has ganado en tu carrera?

Tengo muchos trofeos, pero no sé cuantos (ríe). Los principales son los dos que he ganado en El Salvador y el campeonato aquí en Nicaragua.

 

¿Cuál ha sido tu peor accidente?

Una vez estaba empezando a correr, me pasaron dos motos encima, fue algo bastante peligroso, pero todo está superado.

 

¿Tus pretensiones?

Quiero llegar a ser campeón de expertos aquí, en Costa Rica y en Guatemala.

 

¿Tus padres te apoyan en todo?

Sí claro, mis padres me han apoyado en todo y esto se los agradezco porque me han tenido mucha paciencia.

 

¿Qué opinan tus padres de que practiques un deporte tan peligroso?

Pues siempre me dicen que tenga mucho cuidado, procuro tener toda la protección necesaria, siempre confiando en Dios.

También he recibido muchas clases para aplicar la técnica correcta en cada tramo de la pista y evitar golpearme lo más posible.

 

¿Cómo combinas tus estudios con el deporte?

La verdad es un poco complicado, porque mi escuela es bien exigente y salgo hasta las dos de la tarde. Además, tengo que repartir mi tiempo para hacer ejercicios y poder rendir en un 100% en la carrera; todo se trata de poner empeño y tener paciencia.