•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • As.com

Repite que “todos jugábamos al mismo juego” y se sigue creyendo ganador de los siete tours de los que lo desposeyeron: “Dejar a los ganadores vacantes es un error”.

El estadounidense Lance Armstrong sigue sintiéndose todo un heptacampeón del Tour de France, pese a que los responsables de la máxima prueba del ciclismo lo desposeyeron a fines de 2012 de sus victorias tras reconocer el doping sistemático. “Creo que gané esas carreras”, dijo el exciclista durante una entrevista con la revista Outside.

“Sé que lo que digo no suena popular, pero la realidad es que era una época sucia, una especie de carrera armamentista. Todos jugamos ese juego”, añadió. Dejar vacantes, sin triunfadores, siete años de tour es “un error”, cree Armstrong, que va más allá: “Es una falta de respeto hacia el deporte”.

“Si yo no gané, entonces se necesita otro ganador”, dijo el estadounidense de 42 años, que instó a preguntar a los demás ciclistas lo que piensan. “Creo que sé la respuesta”.