Francisco Jarquín Soto
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Luego que el Gobierno mantuviera la alerta roja por los continuos temblores que azotan principalmente Managua y León, la Federación Nicaragüense de Fútbol decidió suspender una semana más las semifinales del Clausura entre Managua y Real Estelí y Ferreti vs. Diriangén, que estaban previstas a realizarse el viernes 25 y sábado 26 de abril. Pero fue imposible jugar, porque la única manera para que esto ocurriera, según decisión de los federados, era si todo volvía a la “normalidad”, y no fue así.

Pero esta será la última vez que se suspenden, pues al parecer los federados llegaron a un arreglo con los equipos clasificados, y fue el siguiente: si la alerta roja continúa todavía el viernes 2 de mayo, cuando les tocaría jugar a los azules con los norteños, el partido se jugaría a puertas cerradas en el Nacional de la UNAN-Managua (8:00 p.m.) y se aplicaría la misma medida para el sábado 3 de mayo, cuando les toque el turno a los rojinegros de medirse a los diriambinos, en ese mismo escenario.

“Hay que avanzar con el torneo, y creo que será la mejor decisión”, comentó el comisionado general Javier Meynard, presidente de la directiva del Ferreti.

A propósito de los rojinegros, el dirigente confirmó que arreglaron con su goleador, Daniel Cadena, para quedarse con el equipo en el próximo campeonato.