•   Munich, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El técnico del Real Madrid Carlo Ancelotti declaró este lunes, en la víspera del choque de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones contra el Bayern Múnich, que todavía no se ve en la final, a pesar de ganar en la ida la semana pasada por 1-0.

"No somos tan tontos para pensar que hemos ganado. Ojalá estemos en la final, pero nadie ha dicho que hemos ganado. El partido de mañana es muy complicado ante un equipo muy grande. Tenemos una pequeña ventaja y queremos aprovecharla", dijo el italiano.

Ancelotti respondió de esta forma al entrenador del Bayern Múnich Pep Guardiola, que en una rueda de prensa anterior declaró que, por lo que ha leído, "el Madrid está en la final de la Champions y la ha ganado".

"En una rueda de prensa tienes que decir algo para que pase el tiempo. Él es profesional, está concentrado en el partido, como yo", le disculpó este lunes Ancelotti.

El entrenador explicó que el partido "no cambiará mucho" con respecto al que jugaron el pasado miércoles en el Santiago Bernabéu.

"No cambiará mucho respecto al de la ida. El Bayern no cambiará su filosofía y nosotros haremos algo distinto. La táctica no es lo más importante, sino el aspecto mental, las ganas de llegar a la final. El pasado es pasado", explicó.

Sobre el once inicial y la posible sustitución de Isco, titular en la ida, por el galés Gareth Bale, recuperado de problemas estomacales, Ancelotti no se quiso pronunciar.

"Tengo a toda la plantilla en buenas condiciones físicas y mentales. No es fácil elegir los once y no daré la alineación", subrayó.

"Lo importante no es el dibujo, sino que el equipo esté juntos. Depende de los jugadores. (Karim) Benzema, Bale o Cristiano necesitan espacio y hacer la transición más rápida. Es lo bueno del fútbol, que cabe todo. A mí me gusta la transición rápida", añadió el técnico.