•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Román “Chocolatito” González no tiene claro cuándo regresará al ring. La pelea que estaba programada para este mes en Nicaragua, de preparación, no está agendada por la empresa Prodesa.

Tampoco se conoce si hará alguna presentación en Japón. Y el mismo “Chocolatito” asegura que está a la espera de lo que pueda suceder en el futuro inmediato de su carrera, pese a que debería estar a las puertas de una pelea con el japonés Akira Yaegashi, el campeón mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“Sinceramente, no sé si voy a pelear aquí o en Japón antes de enfrentar a Yaegashi”, dijo vía telefónica González. “No tengo idea de lo que viene en mi carrera, no sé nada”, reiteró.

Pende de un hilo

El “Chocolatito” y la empresa Prodesa, que dirige Silvio Conrado Jr., su representante, están a punto de romper relaciones. Aunque se ha dicho que podrían llegar a un acuerdo, no hay seguridad de que esta relación se prolongue después de junio, cuando el contrato llegue a su fin.

El mismo “Chocolatito” no sabe si habrá extensión en esta relación, que le permitió abrir puertas en importantes promotoras como Teiken Promotions de Japón, Zanfer de México y Top Rank de Estados Unidos.

“No sé si vamos a seguir trabajando con Prodesa, no sé realmente. Yo solo me estoy dedicando a entrenar, a ver qué pasa”, reiteró.

Entrenó antes

En el caso de su entrenador Arnulfo Obando, González aseguró que seguirán trabajando si este así lo desea. Al igual que con el tema de su relación con Prodesa, González se mostró parco, cortando de tajo el tema que lo tiene intranquilo en las últimas semanas.

González, sin embargo, entrenó ayer en el gimnasio Róger Deshón, del barrio San Judas, sin la dirección de Obando o de su padre Luis González. Según se conoció, entrenó en horas de la mañana, cuando su horario habitual es pasado el mediodía.

 

39-0

CON 33 NOCAUSTS, es el palmarés de Román “Chocolatito” González.