•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Erasmo Ramírez se marchó con la frente en alto anoche, después de cumplir en su regreso a las Grandes Ligas con los Marineros de Seattle.

Ramírez lanzó 6 innings ante la hostigosa ofensiva de los Atléticos de Oakland, aceptó par de anotaciones, pero el bateo de los Marineros se vino a pique, perdiendo el partido 2-0.

El esfuerzo de Erasmo fue llamativo. Aceptó media docena de imparables, uno de ellos producto de un jonrón del cubano Yoenis Céspedes. Ejecutó 105 pitcheos, de ellos 65 strikes.

Pero los Marineros fueron ridiculizados en apenas 3 imparables por los lanzadores Drew Pomeranz (2-1) el ganador, Dan Otero y Jim Johnson.

Ramírez fue relevado por Tom Wilhelmsen, quien lanzó los últimos dos innings. Pero esa ofensiva de los Marineros nunca despertó, siendo mermados a imparables de Robinson Canó, Justin Smoak y Kyle Seager.

La labor

Ramírez aceptó un hit de Jed Lowrie en el primero, pero salió a flote con 2 ponches.

Dominó a 5 en fila, hasta que en el tercero Craig Gentry se le embasó por error y anotó con un hit de Lowrie a la zona del jardín izquierdo, que picó entre el jardinero izquierdo Gillespie y el short Miller, permitiendo la anotación de Gentry en bateo y corrido.

En el cuarto, Céspedes movió la pizarra 2-0 con su jonrón al jardín izquierdo, pero Erasmo enderezó la nave en esa entrada a pesar de que aceptó otro hit.

Ramírez solo concedió una base por bolas en los innings cinco y seis, y se marchó después de dejar una buena impresión. El problema fue la falta de bateo de los Marineros.

En resumen, laboró 6 innings, en los que aceptó 6 hits, con 2 anotaciones limpias, con una base por bolas y 4 ponches. Mejoró su efectividad de 6.75 a 6.00, ahora por 20 limpias en 33 entradas laboradas.

Su balance desmejoró a 1-4. Y en medio que realizó una buena labor, su permanencia en las Mayores dependerá de lo que decida el mánager Lloyd McClendon.

Cabrera sigue en picada

Everth Cabrera sigue en picada con los Padres de San Diego. Este miércoles, Cabrera volvió a irse en blanco (4-0, con un ponche), en el partido que los Padres perdieron 8-0 ante Kansas City. Junto a su bajón ofensivo, Cabrera agregó en este partido un par de errores, para llegar a 6 en esta temporada.

Cabrera desmejoró su porcentaje de bateo a .246, ahora por 35 imparables en 142 turnos al bate. Cabrera venía de batear de 5-1 en sus dos partidos anteriores ante Kansas City, deteniendo ligeramente esa caída que viene experimentado este mes.

 

1-4

el balance de Erasmo Ramírez después de perder ayer ante los Atléticos de Oakland.

 

.246

batea Everth Cabrera con los Padres de San Diego. En mayo, solo conecta 2 hits en 26 turnos.