•  |
  •  |
  • END

Los Dodgers quieren contar con Manny Ramírez en su plantilla. El gerente general del equipo, Ned Colletti, informó que la oferta hecha al bateador, quien solicitó ser agente libre, lo convertiría en el pelotero con el segundo salario más alto en las Grandes Ligas, sólo detrás del tercera base de los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez.

“Si vieron la oferta, no es algo de lo cual nos sintamos avergonzados. De cualquier manera, Manny estaba cerca de esa cifra --más cerca de lo que estuvo en su equipo anterior--”, agregó Colletti durante la reunión de gerentes generales.

Los Angeles Times informó el miércoles que se cree que la oferta de los Dodgers ronda los dos años a 50 millones o tres años por 75 millones.

Rodríguez tiene ahora el promedio más alto de salario anual con 27.5 millones de dólares en el contrato por diez años que firmó antes de la temporada 2008. El lanzador de los Mets de Nueva York, Johan Santana, tiene el segundo mejor salario promedio con 22.9 millones en el convenio por seis temporadas que aceptó antes de la temporada 2008.

Ramírez, adquirido por Boston el 31 de julio, concluyó un contrato por ocho temporadas que le pagó 160 millones de dólares con los Medias Rojas de Boston, y que suscribió antes de la temporada de 2001.

“Le dijimos: ‘Piénsalo por un rato. No va a estar así para siempre’”, indicó Colletti. “Las cosas pueden cambiar y esto dependerá de ver qué más hacemos, hasta cierto límite. Me han preguntado varias veces si vamos a esperar para ver qué pasa después de esa oferta antes de que demos nuestro siguiente paso, pero no estoy seguro que nos podamos dar ese lujo; y si hay algo más que surja que creamos que podamos hacer y si el momento es el adecuado, entonces lo haremos”.

Cuando los Dodgers quedaron eliminados de los playoffs el mes pasado, Ramírez expresó su deseo de tantear al mercado.

“Quiero ver quién es el que ofrece más por mí. La gasolina ha subido de precio y yo también”, agregó Ramírez entonces.

Sin embargo, los precios de la gasolina han bajado drásticamente desde entonces, bromeó su representante, Scott Boras, el miércoles.

“Creo que fue un pronóstico que duró 24 horas”, dijo Boras.

Ramírez tiene 36 años de edad y el tiempo de duración de su contrato se podría convertir en un impedimento. Se dice que Boras está detrás de un acuerdo a largo plazo.

“Siempre hay dos factores en juego. No sólo es el monto del acuerdo, sino también la duración”, dijo Colletti.

Boras comentó: “Hemos establecido records con muchos veteranos. Ahora hay jugadores que rondan los cuarenta años y que montan desempeños impecables”.

Durante su aparición en The Herd con Colin Cowherd por ESPN Radio el jueves, Boras dijo que las negociaciones con los Dodgers estaban en las instancias “preliminares”. Cuando le preguntaron si estaba absolutamente decidido que Ramírez recibiera un contrato por seis años, Boras no dio detalles pero nombró los contratos que negoció para Barry Bonds con los Gigantes y para Alex Rodríguez con los Yankees.

El acuerdo de Bonds, que Boras negoció con Colletti cuando el gerente general de los Dodgers estaba en San Francisco, duró hasta que el jugador cumplió 42 años, y el contrato de Rodríguez llegará a su fin cuando cumpla 42. Si Ramírez llegase a firmar por seis años, el contrato terminaría cuando cumpla 42 años.

Cuando preguntaron si Ramírez iba a aceptar un contrato por cuatro años, Boras dijo que no iba a negociar con contrato por radio, pero sí comentó lo siguiente: “Manny pretende lo que muchos de los jugadores de su calibre ya han conseguido”, dijo Boras por ESPN Radio.