•  |
  •  |
  • END

Carlos J. Mena
Colaboración desde Miami

Ese año Clemens fue líder de ganados con 24, su porcentaje de ganados y perdidos fue .859, su efectividad 2.48 y la ofensiva contraria de bateó para .195. Además logró veinte ponches en un juego de nueve entradas, superando la marca de 19 impuesta por Nolan Ryan, Steve Carlton y Tom Seaver. La labor de Clemens influyó para que los Medias Rojas de Boston ganaran el campeonato de la División Este de la Liga Americana, dejando atrás a los Yankees a cinco y medio juegos de distancia.

El premio MVP otorgado por la Asociación de Periodistas de Béisbol (BBWAA siglas en inglés) se inició en 1931 y el primer ganador en la Liga Americana fue un lanzador, Lefty Grove, con 31 ganados y cuatro perdidos. Posteriormente hubo lanzadores ganadores del MVP: Carl Hubbel (1933 y 1936), Spun Chandler (1943) y el relevista Jim Konstanty (1950).

A partir de 1956 se instituyó el Cy Young y el primero en obtener los dos premios a la vez, el MVP y el Cy Young, fue Don Newcome con 27 ganados. Otros lanzadores que han ganados ambos premios son: Sandy Koufax (1963), Bob Gibson y Denny McLain (1968, Vida Blue (1971), Rollie Fingers (1981), Willie Hernández (1984) y Dennis Eckersley (1992).

En los casos siguientes que mencionamos se observa que las estadísticas impresionantes son separadas al otorgar el MVP a jugadores “líderes espirituales” que influyeron en los logros de su equipo.

El caso de Ted Williams, que bateó .406 en 1941, fue superado por Joe Dimagio, quien tuvo una racha de 56 juegos bateando de hits (marca difícil de igualar) y acumuló .408 en ese período que fue factor para que los Yankees ganaran el campeonato de la Liga.

Regresemos con Ted Williams, quien ganó dos triples coronas ofensivas (líder de cuadrangulares, líder de bateo y líder de carreras impulsadas) en 1942 y 1947. Sin embargo, en 1942 el MVP fue otorgado a Dimagio con reñida votación de un voto de diferencia (202 y 201 votos); y en el 47 lo ganó el Dr. Joe Gordon, segunda base de los Yankees. En ambas ocasiones los Yankees ganaron el campeonato de la liga.

Bateando para .290, con 23 jonrones y 76 RBI, Kirk Gibson obtuvo el MVP en 1988, a pesar que Strawberry bateó 38 jonrones y Jack Clark empujó 109. El liderazgo de Gibson fue factor para que ganaran los Dodgers el campeonato divisional.

En 1959, Nellie Fox bateó .306 y Luis Aparicio .256, ambos quedaron en primer y segundo lugar respectivamente en la votación para obtener el MVP. Fueron líderes de fildeo en sus posiciones y Aparicio fue líder de bases robadas con 56. Fox ganó.

En 1965, Zoilo “El zorro” Versalles, quien jugó con el 5 Estrellas en Nicaragua, ganó el MVP bateando para .273, a pesar que Tony Oliva fue el líder de bateo y Harmon Killebrew fue líder de cuadrangulares. Versalles fue líder de anotadas con 126, de dobles con 45, de triples con 12, y además ganó “el guante de oro” a pesar de sus 39 errores defensivos.

En 1987, Andrew Dawson obtuvo el MVP, pese a haber quedado en último lugar con los Cachorros. Dawson fue líder de jonrones con 49 y 137 RBI.

No existe regla fija para la calificación que determine la escogencia del MVP, no sólo los números, sino que también cuenta la influencia, el liderazgo dentro del club para obtener los triunfos, la identificación con los medios de prensa, con los seguidores, fanáticos y resto de la comunidad. Las actuaciones de los jugadores en el Play Offs y Serie Mundial no son tomados en cuenta, solo el comportamiento en el calendario regular.

No es un acertijo, es un recuento con verdaderos elementos de juicio y análisis para escoger el MVP. Los últimos veinte ganadores del MVP son peloteros que jugaron en equipos que llegaron a los play-offs.