Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

Teruo Misawa estudió un video con imágenes incorrectas de Juan Palacios. Ahora el japonés está conciente que una sola pelea raramente ofrece posibilidad de un diagnóstico preciso. Es necesario haber seguido las huellas de un boxeador para poder tener una idea clara sobre su estilo, virtudes y defectos.

El Juan Palacios que derrotó al confuso Omar Soto en Puerto Rico no tiene nada que ver con el peleador “todo terreno” que vimos superar a Misawa, en China, para retener el cinturón interino de las 105 libras.

Así que el video obtenido por los asiáticos no solamente fue inútil, sino que contribuyó para que Misawa descubriera, ya entre las cuerdas, que era otro el rival que tenía enfrente. Obviamente, aún conociendo lo mejor de Palacios, las opciones del japonés por sobrevivir eran muy pequeñas. Recuerdo cuando Alexis Argüello derrotó a Rubén Olivares en Los Ángeles. El colega mejicano Sonny Alarcón, un estupendo escritor y brillante analista, vaticinó en Deporte Color que probablemente Alexis perdería su corona en la primera defensa.

Yo había discutido largas horas sobre eso con Fernando Gómez de “El Heraldo” y Antonio Hernández del “Esto”, diciéndoles que el verdadero Argüello era mucho mejor que el visto en el Forum aquella tarde. “El tiempo lo dirá”, me dijo Antonio siempre escéptico.

Frente a Leonel Hernández, la capacidad de agresión de Argüello fue impactante y deslumbrante, y cuando me volví a encontrar con Sonny Alarcón en la pelea de Alexis con Salvador Torres, admitió: “Es un gran campeón. No veo quien pueda derrotarlo en este peso y en los otros dos, Ligero Junior y Ligero. Ciertamente, tuve una impresión falsa sobre él”.

Hay apariencias que engañan, sobre todo en boxeo, aún siguiendo a un púgil durante su fase de adiestramiento, como se podía hacer antes. En algunas ocasiones es lo imprevisto lo que cambia las perspectivas, como ocurrió en el caso de Yambito Blanco con Art Hafey, también en Los Ángeles.

Después de un par de agitadas sesiones de guanteo, el peleador mejicano Rafael Herrera, quien fue campeón mundial, me dijo en una entrevista publicada aquí: “Yambito va a imponerse. Está muy fuerte pegando y recibiendo. Su golpeo al cuerpo es dañino y maneja muy bien la riposta. Hafey va a sufrir mucho”.

¿Y qué pasó? Un madrugador golpe de Hafey achatando una oreja del nicaragüense afectó el oído y le quitó control, desajustándolo por completo. El pronóstico de Herrera saltó hecho añicos, porque fue otro el “Yambito” que enfrentó a Hafey.

Misawa subió al ring con una idea equivocada sobre Palacios, como consecuencia de la enredada pelea del nica con Omar Soto. Ya debe haber quemado el video.

dplay@ibw.com.ni