•  |
  •  |
  • END

El campeón mundial del CMB, Juan Palacios, arriba hoy al país procedente de Chengdu, China, tras su exitosa primera defensa del título de las 105 libras ante el japonés Teruo Misawa, a quien venció por nocaut técnico en siete asaltos sangrientos.

Llegará a Nicaragua (11:30 a.m.) y tendrá que reposar al menos un mes antes de volver al gimnasio, debido a la herida en la ceja izquierda que sufrió frente al japonés.

“Pero no voy a dejar de correr, ni descuidar la nutrición para mantenerme fuerte cuando regrese al gimnasio a mediados de diciembre. No puedo darme el lujo de descuidarme para mi próxima pelea, que espero sea la unificatoria con el campeón absoluto”, dijo el monarca en comunicación con EL NUEVO DIARIO antes de salir de China.

Palacios estaba muy emocionado debido a su regreso por el solo hecho de reencontrarse con su familia, esposa e hijos, con quienes tiene muchos planes para disfrutar este merecido triunfo en su primera defensa del título interino del peso Paja del CMB.

“Me siento orgulloso de lo que hemos logrado juntos con mi familia y con la ayuda de Dios… Quiero ayudar a mi madre a reparar su casa, ocuparme de la mía ahora que por fin tengo un techo, y agradecerle a Dios por todas estas bendiciones”, explicó Juan.

Junto al monarca llega su equipo de trabajo conformado por su entrenador Ray Mendoza --quien lo asistió en la esquina e hizo una gran labor con la herida de Palacios en la pelea--, su apoderado Mario García y su hijo Kendrick García.

La actuación de Palacios dejó una gran impresión en la convención anual del CMB, y eso podría ser otro elemento a su favor para obligar a una pelea unificatoria al campeón absoluto de las 105 libras, el tailandés Oelydong Sithsamerchai, o desconocerlo si no quiere pelear.