•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional, Conibop, no permitió hace unos días que Félix “Gemelo” Alvarado (18-1, nocauts) enfrentara a Edwin Téllez (7-9-5, 2 nocauts) porque Alvarado era un rival con mucha calidad y por consiguiente sería una pelea desigual.

Esa decisión indirectamente afectó las intenciones de Alvarado de regresar al ring, sin saber que días después el “Gemelo” recibiría la oportunidad de disputar el título mundial mosca de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, contra el argentino Juan Carlos Reveco, el próximo 6 de junio.

Pelea desigual

Y digo que a Félix lo afectaron, porque la pelea contra Téllez hubiese sido beneficiosa antes de disputar la pelea de título, sin embargo la Conibop la desaprobó. Ahora la Conibop aprobó un combate entre Joel Pérez y José Hernández, para el próximo 31 de mayo, en el cartel que organiza la promotora Búfalo Boxing, un pleito que es desigual si se revisan los récords de cada uno.

Pérez está invicto en 7 combates y acumula 5 nocauts. Hernández solamente tiene dos victorias y 10 derrotas (cuatro por nocaut). Además ha perdido sus últimas tres peleas, y 7 de las últimas 8, de manera que la aprobación de esta pelea por parte de la Conibop no tiene sentido si se compara el argumento que utilizaron con Alvarado.

Con estas decisiones la Conibop se contradice. Lo más sano es que haya coherencia, porque no se puede estar beneficiando a unos y perjudicando a otros, como en el caso de Alvarado.