•  |
  •  |
  • END

Especial para ESPN.com
No se necesita ser un erudito para saber cuál fue el problema mayor de los Vigilantes en 2008 --su pitcheo, de la peor variedad, como ha sido en la mayoría de los años recientes en Arlington--. Pero el presidente del equipo, Norlan Ryan, quien sabe algo sobre eso, está enfocado al extremo en corregir dicho problema. Si lo puede lograr, Ryan quizás termine añadiendo un apartado como ejecutivo del Salón de la Fama.

Como siempre, los Vigilantes destrozaron la pelota en 2008, liderados por su naciente estrella, Josh Hamilton. Lideraron las Mayores con promedio de .283 y 901 carreras --46 carreras más que el equipo que llegó No. 2 team, los Cachorros--. Si arreglan su pitcheo, los Vigilantes podrían ir directamente desde su récord de 79-83 a ser contendores.

Necesidades primarias
He aquí los detalles sangrientos: la efectividad colectiva de los Vigilantes de 5.37 fue la peor entre los treinta equipos de Grandes Ligas. Sus abridores terminaron empatados en el último lugar con Baltimore con 5.51, y sus relevistas también terminaron últimos con 5.15. Así que necesidad primaria, secundaria y terciaria es pitcheo.

Los Vigilantes tienen esperanzas de recibir ayuda de sus jóvenes lanzadores: Matt Harrison, quien tuvo marca de 9-3 en quince aperturas (a pesar que tuvo efectividad de 5.49), y Scott Feldman (6-8 con ERA de 5.29 en 25 aperturas). Pero vigilen al gerente Jon Daniels, que estará quemando las líneas telefónicas, debido a que el dueño Tom Hicks no tiene muchas ganas de gastar dinero.

Agentes libres
OF Milton Bradley, RHP Jason Jennings, RHP Jamey Wright, INF Ramón Vázquez.

La mayor decisión es cuánto empeño poner en ir detrás de Bradley, quien tuvo un año ofensivo sensacional. Bradley lideró la Liga Americana con un OPS de .999, pero se perdió más de treinta juegos.

Los Vigilantes tienen además una opción en el contrato del primera base Hank Blalock por 6.2 millones de dólares, la que probablemente ejercerán, luego que Blalock bateara .337 con ocho jonrones y 23 impulsadas en septiembre.

Carnada para cambios
Los Vigilantes tienen exceso de receptores --Gerald Laird, Jarrod Saltalamacchia y Taylor Teagarden--, y sin duda utilizarán uno de ellos para tratar de conseguir lanzadores.

Si finalmente se ejerce la opción de Blalock, éste podría ser cambiado en un buen acuerdo, al igual que Frank Catalanotto y Marlon Byrd.

Taylor Teagarden, quien bateó .319 con seis jonrones en 16 juegos, es un receptor joven impresionante que podría convertir a Laird y/o Saltalamacchia en un activo desprendible.

Los Vigilantes también tienen buen talento en dos jugadores recibidos desde Atlanta en el cambio de 2007 por Mark Teixeira --el campocorto Elvis Andrus, y el lanzador Neftalí Feliz, al igual que el zurdo Derek Holland y el jardinero central Julio Borbón--.

Perspectiva
Los fanáticos de los Vigilantes se enamoraron de Hamilton, quien bateó .304 con 34 jonrones y 130 impulsadas (pero descendiendo a 11 jonrones y 35 remolcadas luego del Juego de Estrellas y su espectáculo en el Festival de Cuadrangulares).