Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

ESPN.com
Los Gigantes de San Francisco comprometieron 126 millones de dólares a Barry Zito hace un par de inviernos, y a pesar del mejor esfuerzo de Zito por encontrar soluciones, ese contrato está destinado a ser visto como uno de los fiascos más significativos en la historia del béisbol. Los Gigantes desembolsaron dólares incontables por un lanzador de alto impacto, pero parece que no obtuvieron eso a cambio.

Pero la experiencia no debería desalentarlos de ir en busca de otro zurdo que establezca un nuevo récord para los lanzadores. Hay buenos motivos para que los Angelinos vayan en busca de C.C. Sabathia, y para que los Yankees lo hagan, y que los Dodgers lo hagan.

Sin embargo, el equipo que podría sacarle el mejor provecho al firmar a Sabathia podrían ser los Gigantes.

Tim Lincecum podría ser nombrado el Cy Young de la Liga Nacional cuando los resultados sean anunciados en los próximos días, pero muchas veces se sintió como si Lincecum tuviese que cargar a la franquicia en sus hombros en 2008; los Gigantes tuvieron marca de 22-12, en partidos en los que lanzó el derecho, y 50-78 en los otros juegos.

Los Gigantes buscan mejorar su ofensiva también, pero las mejores opciones disponibles en el mercado de agencia libre son todas a corto plazo: Manny Ramírez, un trato de dos años, o Matt Holliday, quien puede ser adquirido por un año antes de ser elegible para la agencia libre.

No, el nuevo grupo líder querrá causar revuelo, para revitalizar a los Gigantes, ¿Y quién mejor para hacer eso que Sabathia, un muchacho local que llenó el Miller Park en la segunda mitad de la temporada de 2008 y demostró una impactante integridad competitiva? Bonds era distante, no conoció a muchos empleados del club hasta su último año con el equipo, parecía operar en un universo paralelo al de sus compañeros de equipo, y tuvo que ser presionado a asistir a los pocos eventos del club a los que acudió.

Por otro lado, Sabathia es conocido como un hombre sociable, habiendo dejado fanáticos, amigos y empleados en Cleveland y Milwaukee que hablan de él con todo el respeto del mundo.

Aprovecharía la responsabilidad de representar a los Gigantes de la mejor manera posible, y tomaría la oportunidad de convertir al equipo en uno competitivo una vez más --y no hay duda que junto a Sabathia los Gigantes podrían ser una fuerza importante en la mediocre División Oeste de la Liga Nacional--.

Lincecum o Matt Cain ya no tendrían que ser líderes del cuerpo de lanzadores. Sabathia siempre estuvo dispuesto a tomar la responsabilidad que viene con ser un as, y si se une al cuerpo de lanzadores de los Gigantes, Lincecum pasaría al segundo puesto, Cain al tercero, Zito al cuarto o quinto; la mayoría de los días, San Francisco tendría ventaja en los lanzadores.