•   OKLAHOMA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tony Parker sabía que algo diferente intentaría el Oklahoma City Thunder, después de la repasada que recibieron de los Spurs en San

Antonio.

Incluso, el movedor de bola francés siempre manifestó sus dudas con respecto a la baja por el resto de la postemporada del delantero del Thunder Serge Ibaka.

Pero el domingo, consideró, como varios de sus compañeros, que fue más lo que dejaron de hacer los Spurs que la vuelta de Ibaka a la duela, en la derrota 106-97 que sufrieron este domingo en la Chesapeake Arena de Oklahoma City.

Su reacción

“Él jugó bien y nosotros no jugamos buen basquetbol”, dijo Parker. “Y eso comienza conmigo. Necesito jugar mucho mejor”.

Parker tuvo uno de sus peores partidos de los actuales playoffs en este tercer juego de la serie final de la Conferencia Oeste.

Llegó con promedio de 18 puntos en los primeros dos juegos y .544 de efectividad en sus tiros de campo. Este domingo apenas encestó nueve puntos; cuatro de 13 (.308) disparos desde la

cancha.

Parker rechazó que su baja de productividad tenga que ver con las molestias en la parte posterior de la pierna derecha, que sufre desde la serie anterior.

“No tengo excusas”, dijo. “Ya quiero regresar. No puedo esperar para el siguiente partido”.

Pero Parker no fue el único de los Spurs que jugó a menor nivel que en los partidos anteriores.

Sólo Tim Duncan y Kawhi Leonard fueron capaces de superar el doble dígito ofensivo entre los titulares de San Antonio, con apenas 16 y 10 puntos, de manera respectiva.

Manu Ginóbilli fue el mejor anotador, saliendo desde la banca, con 23 puntos, gracias en su mayoría a seis triples, incluidos cinco en la primera mitad, cuando nadie más había superado ni siquiera los 10 puntos en su equipo.