•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El humor de Matt Kemp se mide aquí diariamente, como el índice de smog, mientras que el futuro de Hanley Ramírez no es claro, en saber si será un campocorto, o incluso un Dodgers. La defensiva del equipo es un embrollo de día a día, como también lo es el bullpen.

Se ha dicho algo acerca de lo alto que llega a ser el desempeño de Yasiel Puig a medida que se acerca el mes de junio, se ha convertido en un modelo de estabilidad dentro de la organización. Cada día, llega y hace preguntas, y cada día, busca cómo ser mejor cada vez, erosionando así la montaña de errores que solía cometer.

“Si lo miras jugar todos los días”, señala el gerente general de los Dodgers, Ned Colletti, “se va a ver en un nivel superior. Necesitamos que sea un poco más refinado, para un ajuste”.

Él está de acuerdo con esto. Que es lo que todos los otros Dodgers quieren de él: que deje de cometer los mismos errores una y otra vez.

Va más despacio

Y claro, es muy posible que cuando mires a los Dodgers jugar, Puig pudiera cometer un error al hacer un corrido de bases, y sí, podría derribar a alguien al cortar a un hombre. Pero es evidente para los otros jugadores en el equipo que Puig, se movió de la hipervelocidad en todo lo que hacía desde su llegada y ahora está yendo más despacio en el juego.

La disciplina de Puig en el plato ha mejorado de manera impresionante, como los muestran sus números en los FanGraphs. El porcentaje de pitcheos por fuera de la zona de strike en los que hace swing ha disminuido del 38.9 por ciento en 2013 al 27.8 por ciento esta temporada.

El porcentaje de pitcheos dentro de la zona de strike que él batea se redujo del 79.6 por ciento al 71.2 por ciento, lo que habla de su selectividad. En total, oscila en el 45.4 por ciento de los lanzamientos, después de que osciló en un 54-4 por ciento el año pasado.

Más efectivo

La campaña pasada, Puig acumuló 97 ponches y 36 bases por bolas. Este año, su rango ha cambiado significativamente: lleva 43 ponches y ha recibido 26 bases por bolas, está en camino de acumular 74 pasaportes esta temporada, lo que es muy remarcable al tratarse de un jugador que fue muy agresivo en su primera campaña. Está bateando para .340 de porcentaje y está en camino también de los 80 extrabases.

Los Dodgers comentan que está mucho más abierto a recibir consejos, a la crítica constructiva, a diferencia de como lo fue al principio cuando llegó al equipo. Además, comentan que ha reducido el volumen de errores en el simple corrido de bases y el fildeo, lo que significa que todas aquellas cosas grandes no lo han mitigado como el año pasado.

.344 es el average de bateo del cubano Yasiel Puig, sin incluir el partido de anoche contra los Piratas.