•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Este equipo de San Antonio dirigido por Gregg Popovich, tan largamente exitoso en el Oeste de la NBA, y nuevamente finalista después de haber desarticulado metódicamente al poderoso Thunder de Oklahoma City, obviando a los súper-astros Kevin Durant y Rusell Westbrook, parece buscar cada triunfo a través de una lógica matemática, utilizando ecuación tras ecuación, “matando” rivales en forma casi imperceptible.

Es el equipo que cuando más lo necesita, saca del clóset a su sexto hombre, Ginobilli, para que funcione como estabilizador y se convierta en factor con 15 puntos, aunque acertando de 14-4, y que puede recurrir a su banca para tapar huecos que convierten a otros en algo próximo al queso poroso.

Un equipo en el que resulta difícil fijar quién es la figura cumbre, aunque en la victoria por 112-107 sobre el Thunder, dio la impresión de ser el veterano de 38 años Tim Duncan, por su decisiva presencia frente a los tableros con 19 puntos, 15 rebotes y 2 asistencias.

FIEROS, AÚN SIN PARKER

Pero ¿qué hubiera sido de los Spurs sin los 26 puntos y 4 rebotes del agigantado Boris Diaw, y sin el accionar de Kawhi Leonard, quien impidió que en los dos primeros cuartos, el Thunder se distanciara, finalizando con 17 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias? Este es un equipo que pierde a su eje del engranaje como es Tony Parker por más de la mitad del trayecto, y supera eso por contar suficientes relevos, incluyendo el triple del italiano Belinelli en un momento de recuperación del Thunder en el último cuarto.

Estos Spurs, que hace un año se quedaron a pocos segundos de ser campeones de la NBA, antes de ser frustrados por el triple fabuloso y milagroso de Ray Allen, son una seria amenaza, y de eso está completamente claro el impetuoso LeBron James, jefe de embestidas en el Heat que busca su tercer título consecutivo, después de pisar las huellas dejadas por Lakers y Celtics con cuatro viajes consecutivos a finales.

EL HEAT TRAS TERCER CETRO SEGUIDO

¡Ah, si a Michael Jordan no se le ocurre retirarse bajando de la cima de la montaña, para hacer un intento en el béisbol, aquellos impresionantes Bulls de Chicago, ganadores dos veces de tres seguidos, hubiesen establecido una marca para todos los tiempos, quizás con racha de siete u ocho paradas en finales!

Ahora es el turno del Heat, victimario de los Pacers de Indiana destrozando su tan promocionada defensa. Si triunfan, obteniendo un tercer cetro en cuatro intentos, se colocarán encima de Lakers y Celtics, reducidos a dos; pero saltar sobre ese terrible obstáculo que es San Antonio, exigirá jugar cerca de la perfección.

¡Claro que pueden hacerlo, pero contra los Spurs, nada es seguro! Hace un año, el Heat fue sacado del hoyo en el último grito del drama en aquel sexto duelo, por ese triple de Allen, enmarcado en el museo de los hechos más grandiosos producidos por el deporte en Florida.

4 veces ha sido campeón San Antonio desde la temporada 1998-1999; ha agregado títulos en 2002-2003, 2004-2005 y 2006-2007. Todavía no ha conseguido dos seguidos.

3 veces ha sido ganador del banderín el Heat. En 2005-2006 con Wade como Más Valioso, y luego en 2011-2012 y 2012-2013, ya con el liderazgo de LeBron James.

4-0 venció San Antonio a los Cavaliers de Cleveland en el 2007, cuando el joven James llevó hasta la final a un equipo improbable. Tony Parker fue el MVP.