•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En lo más alto de Nueva York, hasta la cima del Empire State comenzó la semana de la pelea más importante de la vida para el argentino Sergio Martínez y el boricua Miguel Ángel Cotto, que este 7 de junio tratarán de conmocionar al mundo boxístico subiendo al ring del legendario Madison Square Garden.

Tranquilos, más emocionado el argentino que el de Borinquen, subieron ambos al reconocido edificio neoyorquino para posar con la espectacular vista de fondo y decenas de fanáticos y turistas que buscaban tomarse una foto con

ellos.

Primer contacto

Fue el primer acto promocional de Cotto y de Martínez, de los pocos agendados esta semana, pues el lunes Maravilla tenía un entrenamiento para los medios, cita semejante a la del boricua para el martes.

Mañana será la última conferencia de prensa, agendada en el Teatro del Madison Square Garden, para el viernes el pesaje ahí mismo y el sábado la pelea. No hay mucho más qué hacer para los dos hombres del momento que estarán a punto para su cita con la historia.

“Solo queda esperar a que llegue el sábado”, dijo Cotto a Top Rank en el acto, convencido de que el entrenamiento y la preparación han finalizado, sobre todo porque él no tendrá problemas para marcar las 159 libras pactadas, una debajo del límite de peso Medio.

Muy ansioso

Sergio, campeón del Consejo Mundial de Boxeo, sabe que esa noche puede definir la percepción que todos los argentinos tienen de él, pero también podrá cambiar el curso de la historia del boxeo albiceleste.

“Estoy loco de que llegue el sábado”, le contestó Martínez a Top Rank, promotora del evento. “La ventaja mía será una mejor estrategia, soy más inteligente que Cotto”, añadió el argentino, quien sin más, aseguró que tiene grandes motivos para ganar el sábado: “Mi motivación es noquear a Cotto en el Madison Square Garden”, sentenció.

 

7 de junio se miden en el Madison Square Garden.