Edgard Tijerino
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

 

Nunca antes --que recuerde-- el pronóstico fue algo tan siniestro al ponerse en marcha una Copa del Mundo, como en esta ocasión. Y es que la forma drástica en que se ha apretado el paralelogramo de fuerzas en el fútbol mundial ha debilitado las consideraciones previas convirtiéndolas en especulaciones inútiles, como dice en Odessa el escritor Frederik Forsyth, haciendo saltar las bolas de vidrio enloquecedoramente hasta hacerlas añicos.

Esta es la Copa de las mil finales: Brasil-España, Alemania-Argentina; Francia-Italia; la sin precedentes Brasil-Argentina; la repetición inmediata Holanda-España; Alemania-Italia; la sorprendente Portugal-Francia; o quizás la histórica continental Uruguay-Argentina, y la que yo creo: Alemania-España.

Brasil en campo minado

Ganando el Grupo A de superar a Croacia, dejando atrás a Camerún y México, el equipo brasileño podría atravesar por un campo minado. ¿Qué les parece enfrentar a Holanda o España en octavos, a Uruguay en cuartos, y retar a Francia o Alemania en semifinales, para ir en busca de España, Argentina o Italia en la final? El temor de ver tropezar al equipo local en cualquiera de esas posibles batallas, estará latiendo.

Se imaginan lo que sería ver a esta Croacia de Pletikosa, Srna, Modric, Rakitic, Olic y Mandzukic, golpear a Brasil en el juego inaugural. ¡Dios! El olor a “Maracanazo” cobijaría tenebrosamente Brasil, alterando los nervios hasta de las protestas en las calles. Recordemos que Croacia fue semifinalista en el 1998 perdiendo 2-1 con el finalmente Campeón Francia, que humilló 3-0 a Brasil.

Ojo con Japón

¿Y qué decir de Japón ganando el Grupo C sobre Colombia, Grecia y Costa de Marfil, para proyectarse a su mejor actuación en Copas? Hace cuatro años, Japón solo perdió con Holanda 1-0, derrotando a Camerún y Dinamarca, antes de caer en octavos frente a Paraguay en definición por penales. Este Japón “Modelo 2014”, rápido, atrevido, incisivo, capaz, pretende como el equipo de Turquía en 2002, extenderse hasta semifinales. Aquel Turquía fue vencido difícilmente 1-0 por el futuro Campeón Brasil.

Hace mucho tiempo, estas historias eran difíciles de creer. ¿Cómo fue posible que Estados Unidos en 1950, amargara el debut de Inglaterra en Copas derrotándolo 1-0? Necesitamos esperar más de 50 años, para ver crecer a Estados Unidos llegando a una final de Copa Confederaciones en Suráfrica, y tomando ventaja por 2-0 contra Brasil antes de ser sometido 2-0. Lo mismo ocurrió cuando el equipo de Corea del Norte en 1966, superó a Italia 1-0 enmudeciendo al mundo, y colocándose en ventaja 3-0 contra el Portugal de Eusebio, antes de caer 5-3, víctima del artillero llamado “La Pantera Negra”.

No más intocables

Casi siempre, los favoritos eran intocables en los pronósticos: Brasil tiene cinco Copas del Mundo en sus vitrinas; Italia cuatro, Alemania tres y Argentina dos. Se caminó mucho para ver como novedades a Francia en 1998 y a España en el 2010, descartando a Uruguay que no volvió a ganar una Copa del Mundo desde 1950, y olvidándonos de Hungría, que provocó un impacto cercano al 9 en la escala Richter con su destructiva actuación en 1954, sin poder ganarle la final a Alemania.

Las victorias de Camerún sobre la Argentina de Maradona en 1990, de Argelia sobre Alemania en 1982, y de Senegal sobre el Campeón Mundial Francia en el 2002, bajaron las llantas de nuestro asombro, y nos prepararon para lo inesperado, como ver eliminada a Francia con un punto y sin marcar goles en la fase de grupos del 2002 defendiendo el título.

Holanda ¿cuándo?

Holanda ha sido calificada como temible desde 1974 con su fútbol total, una auténtica revolución que convirtió en obsoleto el super-flexible 4-2-4 de Brasil. El equipo naranja es considerado como un Campeón sin corona, reconocimiento inexistente en Copas del Mundo. Ah, debió haber ganado las Copas de 1974 con Johan Cruyff y 1978 sin su “as”, pero la Alemania de Beckembauer y la Argentina de Mario Kempes, lo impidieron. Quizás Holanda es protagonista de la mayor cantidad de duelos épicos en las últimas Copas desde 1994, pero coronarse, sigue siendo un sueño. ¿Será éste el momento apropiado?

Otra intriga: ¿veremos a un equipo africano atravesar los cuartos de final? En el 2010, Ghana tenía un pie, y casi los dos en semifinales, cuando Asamoah Gyan falló aquel penal contra Uruguay. Ahora Ghana se ve acorralado en su grupo por Alemania y Portugal, y su escape al futuro tendría ribetes de hazaña evitando la cuchilla de la eliminación.

 

Bienvenidos a una Copa del Mundo siniestra.

 

12 de junio arranca la Copa del Mundo con el duelo Croacia-Brasil

 

64 partidos se jugarán para conocer al Campeón Mundial en Brasil

 

¿Qué puede pasar?

DESLUMBRA. Antes de tener a mano las primeras señales, veo a Brasil y Croacia imponerse en el Grupo A; España, pese a no ser la misma de la última Copa, y Holanda en el B; Japón y Colombia en el C; Italia y Uruguay, un equipo de crecimiento, en el D, con Inglaterra fuera; la resurgente Francia pese a la pérdida de Ribery, y Suiza en el E; Argentina y Bosnia en el F; una vez más, Alemania muy compacto aun lamentando no contar con Reuss, y Portugal, son favoritos en el G sobre Ghana y Estados Unidos; en tanto los Diablos Rojos de Bélgica y Rusia, pueden avanzar en el H saltando sobre Corea del Sur y Argelia.

Esto conduciría a los duelos Brasil-Holanda, Japón-Uruguay, Francia-Bosnia, Alemania-Rusia, España-Croacia, Italia-Colombia, Argentina-Suiza y Bélgica-Portugal en octavos. Continuemos en el mundo de acertijo con Brasil-Japón --de sobrevivir los locales ante Holanda en la revancha de Sudáfrica--, Francia-Alemania, España-Italia y Argentina-Portugal en cuartos. ¡Qué atrevimiento! Brasil-Alemania y España-Argentina en semifinales, con Alemania y España, como en una Eurocopa, disputando la Copa en América, un hecho sin precedentes.

Bueno, el “¿qué puede pasar?”, rebota con el “nada es cierto” actualmente en una Copa del Mundo.