•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El puertorriqueño Miguel Cotto, flamante nuevo campeón del peso mediano, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al vencer por nocáut técnico en el 10º. asalto al argentino Sergio “Maravilla” Martínez, dio toda una exhibición de boxeo en lo que fue la mejor pelea de su carrera profesional.

Cotto no solo tuvo pegada, que demolió de principio a fin a Martínez, al que tiró cuatro veces a la lona, tres en el primer asalto y otra en el noveno, sino que además mostró su mejor técnica, movilidad, rapidez, estrategia, combinación de golpes, defensa y sobre todo una gran confianza y concentración en su boxeo.

Una vez más, Cotto, de 33 años, que hizo historia al ser el primer púgil boricua que consigue títulos mundiales en cuatro divisiones diferentes como son las del peso superligero, welter, superwelter y mediano, logró el octavo triunfo en Nueva York, en nueve peleas que ha disputado.

Mucha pieza

Ante tanta perfección mostrada por Cotto sobre el cuadrilátero instalado en el legendario Madison Square Garden, Martínez solo pudo mostrar la gran valentía que posee, el espíritu luchador y el haber superado en frío nada menos que tres caídas.

Martínez lo intentó todo, pero sus rodillas no le respondieron, especialmente la izquierda, lo que hizo que desde que sonó la campana, a pesar de llevar puestas rodilleras, se notaba incómodo en su manera de plantarse y tratar de comenzar a boxear.

Eso lo aprovechó a la perfección Cotto, que tenía muy bien estudiado a Martínez con las directrices que le había dado el legendario entrenador Freddie Roach, y lo primero que hizo fue aplicarle un golpe de izquierda en pleno oído que mandó al púgil argentino a la lona y desde ahí empezó su camino de gloria y el del “tormento” para su rival.

Pero lo que más daño le hizo a Martínez fue ver cómo Cotto no perdía en ningún momento la concentración, su disciplina en las acciones sobre el cuadrilátero ni cometía un solo error, todo lo contrario, el plan establecido por Roach lo mantuvo a la perfección y no era otro que no dejarle tomar la iniciativa.

El equipo de Martínez, su entrenador y amigo Pablo Sarmiento, decidieron que ya no podía salir en el décimo asalto y el árbitro Michael Griffin paró la pelea.

 

51-3-22 son las cifras de Sergio Martínez, quien comprendió que es hora del retiro.

 

39-04-0 32 triunfos por nocaut, es el nuevo récord de Miguel Cotto tras su victoria.