•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

La rodilla de Arturo Vidal no estaba curada, o no para someterla a los rigores de un partido de fútbol. Los quince minutos que el chileno gastó en el amistoso ante Irlanda del Norte en subir la moral de sus compatriotas, saltar al campo tan solo 28 días después de su intervención quirúrgica, se le han vuelto finalmente en contra.

La recuperación ha subido un severo retroceso. La inquietud es tal que Jorge Sampaoli ha vuelto a llamar a Rodrigo Millar (del Atlas, mexicano) para insistirle en que no se descuide ni se deje llevar por los excesos de las vacaciones. Que en cualquier momento le vuelve a convocar. Tiene hasta el jueves el técnico para tomar una decisión.

La medicina, desafiada por las prisas y los intereses, vuelve a cargarse de razón sobre la moda cegadora de los curanderos: la inflamación de la articulación no baja. Chile se ha puesto a cruzar los dedos. Brasil 2014 no ha cerrado aún su hospital de convalecientes. Una nueva baja amenaza con golpear un poco más su nómina de ilustres ausentes. Vidal está entre interrogaciones.

Los hechos

El volante de la Selección chilena, presentó una inflamación en la rodilla, indicaron resultados de un nuevo examen que se realizó este sábado en Brasil. “El examen arrojó un proceso inflamatorio relacionado con la cirugía realizada y que se encuentra dentro de los parámetros esperados para este momento de la recuperación”, indicó Giovanni Carcuro, médico de la Selección chilena.

“Lo de Vidal todavía sigue siendo una situación que está al límite. Se irá definiendo con el pasar de los días. Nos esforzamos para que Arturo llegue al primer partido”, dijo Carcuro, quien se mostró optimista sobre la posibilidad de que el volante llegue al encuentro con los oceánicos.

Tras realizarse el examen, el mediocampista de la Juventus de Italia retornó a la concentración de Chile y aprovechó para saludar a un grupo pequeño de hinchas que se encontraban en las puertas del Complejo en Belo Horizonte.

Al margen

El “Rey Arturo” sigue entrenándose con la selección, sin embargo lo hace al margen del equipo y cada vez parece más difícil que pueda jugar el próximo viernes en el debut mundialista frente a Australia.

En el entrenamiento matutino de este lunes en Belo Horizonte, el futbolista del Juventus apareció en la cancha después que sus compañeros, y acompañado por el fisioterapeuta de la selección.

El técnico de Chile alerta de nuevo a Rodrigo Millar (jugador del Atlas) por si tiene que dar de baja al volante del Juventus.