•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

etm@doble-play.com

Ganó Seattle 3-0 a Tampa que ha perdido 13 de sus últimos 14 juegos, pero el nicaragüense Erasmo Ramírez no pudo apuntarse la victoria. Quedó a un out porque el manager McClendon, con sus nervios deshilachados, decidió reemplazarlo en el quinto con dos a bordo. Eso sí, mejoró de 6.82 a 5.97 su efectividad, y seguirá bajo observación peleando por sobrevivir como abridor, aunque sea ocasional.

A la hora de valorar el trabajo monticular realizado ayer por Ramírez frente a los Rays de Tampa y su “as” disminuido David Price, la tentación de transitar por el sendero del optimismo es clara: no permitió carrera a lo largo de cuatro entradas y dos tercios, entregándole a los cuatro brazos del bullpen que completaron la blanqueada, esa ventaja de 3-0, finalmente cifras definitivas.

McClendon en busca de calma

Pero, a los cuatro hits permitidos, hay que agregarle cinco bases por bolas en ese corto trayecto, es decir, nueve hombres circulando amenazantes, y obligando al manager McClendon, que no usa máscara para referirse a su falta de confianza en el nuestro, a tomar constantemente pastillas calmantes.

Aunque Erasmo no tuvo que ver en la decisión, para salir intacto de tantos líos, hay que saber apretar las tuercas bajo presión, y se debe hacerle un reconocimiento. Esto nos hace recordar que en 1976, Porfirio Altamirano lanzó una blanqueada contra el trabuco cubano permitiendo once imparables, atravesando riesgos uno tras otro. Eso supone un toreo magistral “marca” Manolete o Paquirri.

Así ocurrió lo confuso

El pinolero abrió boleando a Desmond Jennings y después de dos outs, también boleó a James Loney, dominando a Ben Zobrist para dibujar el cero; en el segundo, el hit de Yunel Escobar fue con dos outs; y en el tercero, ya con ventaja de 3-0 por el doble de Cano y roletazo impulsador de Stefen Romero, el derecho cedió pasaportes a Kevin Kiermaier y Loney, volviendo a enmudecer a Zobrist.

En el cuarto, hits seguidos de David de Jesús y Matt Joyce sin out, obligaron a un rápido crecimiento de Erasmo liquidando a Escobar, Molina y Jennings; y en el quinto, con dos outs y bases limpias, doble de Loney y boleto a Zobrist, terminaron con la paciencia de McClendon, entrando el ganador Joe Beimel a terminar de construir el cero.

5.97 es la efectividad de Erasmo Ramírez luego de los 4.2 innings que lanzó este lunes ante los Rays de Tampa.

1-4 es el récord que mantiene Erasmo Ramírez con los Marineros de Seattle. Tiene tres partidos sin decisión.