• Brasil |
  • |
  • |
  • EFE

Alemania y Portugal, dos de las selecciones más competitivas del Mundial, abren hoy en Salvador el difícil grupo G, que incluye también a Estados Unidos y Ghana, pendientes del aguante de la rodilla izquierda de Cristiano Ronaldo.

A pesar de la tendinitis del delantero del Real Madrid, el seleccionador Paulo Bento tiene en mente incluirle en el once de mañana, aunque no pueda estar al cien por ciento. Se ha entrenado con normalidad las últimas sesiones —en una de ellas se retiró con una bolsa de hielo en la rodilla— y rayó a buen nivel los 65 minutos que jugó en el amistoso contra Irlanda (5-1).

Teutones preparados

Alemania ya se prepara psicológicamente para enfrentar al voraz Ronaldo, que suma 12 goles en los últimos 11 encuentros con su selección.

“No puedes perderlo de vista, literalmente. Siempre tienes que preguntarte qué está haciendo Ronaldo, dónde está”, comentó el seleccionador teutón Joaquim Löw. El habitual lateral Philip Lahm jugará como medio defensivo y auxiliará a su colega en el Bayern de Múnich Jerome Boateng en el marcaje a Ronaldo, anunció Low.

El ataque alemán

Los alemanes cuentan con sus propias armas, que hacen temblar a cualquier adversario, especialmente en el centro del campo. La nómina es abultada: Bastian Schweinsteiger, Toni Kroos, Mario Goetze y Mesut Özil pueden desatascar un encuentro por su visión de juego y calidad en el pase. En ataque tampoco andan mal servidos con el extremo del Chelsea Andrea Schurrle o el polivalente punta del Bayern de Múnich Thomas Muller, máximo goleador del Mundial del 2010.

El incombustible Miroslav Klose a sus 36 años buscará batir un récord goleador. Empatar a Ronaldo Fenómeno con 15 tantos como artillero de los mundiales —le falta apenas uno—.