Edgard Tijerino
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las primeras señales no son siempre las correctas, menos en una Copa del Mundo en estos tiempos en que el paralelogramo de las fuerzas se aprieta tanto, que no hay nada seguro, excepto la redondez del planeta.

Hasta hoy ¿cuál ha sido el mejor juego, el resultado más sorprendente, la actuación individual más sobresaliente, la duda más razonable, la intriga más agigantada? Uhh, eso es demasiado en tan poco tiempo, pero la inquietud periodística lo exige, y no podemos ocultar nuestro punto de vista.

Pienso que fijar el mejor juego, como lo he expuesto en Doble Play, no es complicado. Ahí tenemos, con sus imágenes todavía danzando, el duelo Italia-Inglaterra, del “Grupo de la Muerte”. Dos equipos que han sido ganadores de Copas, jugando recia y brillantemente, mostrándose como serios aspirantes a disputar el título.

Me sorprendió el juego italiano con las modificaciones aplicadas por Prandelli. ¿Por qué no se le ocurrió antes a uno de los tantos técnicos que ha tenido el equipo cuatro veces campeón? Una Italia próxima a la que vimos en 1982, después del estallido provocado por Paolo Rossi.

Y, ojo, Inglaterra ha sido por mucha diferencia, el mejor equipo perdedor, con sus posibilidades de avanzar a octavos, agrandadas por el pobre rendimiento de Uruguay, sin subestimar a Costa Rica, que enseñó uñas afiladas, pero necesitará “algo más”

Thomas Müller se adueña de la mejor actuación ofensiva con sus tres goles contra Portugal, en tanto Guillermo Ochoa ofrece la más espectacular entre los arqueros, con Andrea Pirlo luciendo como un catedrático en el centro del campo.

El partido más aburrido ha sido el 0-0 Irán-Nigeria, y la duda es Bélgica, anunciada con trompetas como posible equipo revelación, tan funcional como el que llegó a semifinales en 1986, perdiendo con la Argentina de Maradona.

Muy cauteloso se vio largo rato el equipo belga frente al replegado Argelia. Sorprendente, el 3-1 que le clavó Costa Rica a Uruguay, y la goleada de Holanda a España, haciéndola trizas. Decepcionantes, Japón y Ecuador, desvaneciéndose después de tomar ventaja 1-0.

Intrigante es el futuro de Portugal y lo que podemos ver de Cristiano Ronaldo, lo mismo que descubrir el nivel de competencia de Argentina, y el crecimiento que puede conseguir Croacia. Qué interesante es tener tanto que discutir con apenas las primeras señales en mano, incluyendo, ¿qué es cierto alrededor de Brasil?, después de verlo en una segunda presentación empatando 0-0 con México, mientras España se juega la vida enfrentando hoy a Chile.