• Reims, Francia |
  • |
  • |
  • AFP

Andre Greipel (Lotto) se adjudicó al esprín la sexta etapa del Tour de Francia, este jueves en la meta de Reims, y confirmó que el embalaje es una especialidad alemana en la ronda gala, recordando las tres previas victorias de Marcel Kittel.

Greipel se impuso delante del noruego Alexander Kristoff y del francés Samuel Dumoulin, tras una etapa en la que el vigente campeón de Italia, Vincenzo Nibali (Astana), conservó la casaca de líder de la general.

“Fui criticado después de los primeros embalajes del Tour. ¿A quién le gusta ser criticado? He hecho muchos embalajes en mi carrera y no siempre es fácil seguir el tren. En Inglaterra fue complicado, el público, las rutas mojadas... En esos casos, hay que decidir rápido”, afirmó el ganador de este jueves.

“A veces pasa que cometemos errores. Hoy tenía mucha presión, pero ganamos”, añadió Greipel, sosteniendo que con Kittel “no hay rivalidad nacional” y sí “mucho respeto entre ambos”.

Precisamente, Kittel, ganador de tres etapas en embalajes masivos, llegó tarde a la definición por un pinchazo de rueda sobre el epílogo que lo relegó, y por eso Greipel no dudó en aprovechar su ausencia en los metros finales, bajo los ojos del presidente de Francia, François Hollande, que se acercó a la carrera para hacer acto de presencia.

Dominio alemán

El apodado “Gorila” Greipel le dio a Alemania su cuarta victoria sobre seis tramos disputados, consolidando el dominio germano en la velocidad, teniendo en cuenta también la baja del Tour en la primera etapa del británico Mark Cavendish, el rival que podía hacer daño en ese ejercicio a la armada germana.

El final de este etapa que se corrió a una media de más de 46 km/h prácticamente no tuvo consecuencias para los favoritos al triunfo, que evitaron perder tiempo en un corte que sí les hizo desperdiciar casi un minuto al escalador francés Thibaut Pinot y a su compatriota Pierre Rolland.

La jornada, sin demasiado nervio, fue bienvenida para el pelotón, después de la traumática quinta etapa del empedrado y fuerte lluvia que dejó fuera de combate nada menos que al defensor del título Chris Froome, y mandó al piso a varios ciclistas de fuste como Alejandro Valverde o Peter Sagan.

194 KILÓMETROS comprendía la sexta fecha del Tour de Francia que se corrió este jueves.