•   Berlin  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Alemania está más feliz que nunca tras ganar la cuarta Copa del Mundo de su historia. Tanta es la felicidad de los teutones, que hasta hay espacio para la burla. Y si esta es hacia Argentina, mejor. Fue precisamente esto lo que pasó en las celebraciones por el título que se vienen llevando a cabo en Berlín.

¿Cómo fue? La escena se produjo cuando Mario Götze, autor del único gol en la final, Miroslav Klose, Toni Kroos y otros tres jugadores fueron presentados al público que esperaba ante el escenario colocado junto a la emblemática Puerta de Brandeburgo.

Una canción especial. “Así caminan los gauchos, los gauchos caminan así”, cantaron los futbolistas con voz apesadumbrada mientras caminaban encorvados sobre la gran pasarela. “Y así caminan los alemanes”, entonaron ya erguidos con gesto de celebración.

Críticas. La broma ya se había visto entre algunos hinchas ante victorias de Alemania en otros torneos, pero que esta vez la llevaran a cabo los propios jugadores disgustó a los propios comentaristas alemanes. “No fue muy agradable: en plena euforia festiva, algunos internacionales alemanes se burlaron de la Argentina vencida en la final”, comentó en su web Der Spiegel.

Más burlas. Der Spiegel interpretó como una burla a Brasil que otro grupo de alemanes integrado entre otros por Bastian Schweinsteiger, Manuel Neuer y Benedikt Höwedes entrara a la pasarela en una fila y con la mano sobre el hombro del jugador de delante. Así ingresó al campo la selección de Brasil en la semifinal que Alemania ganó con una histórica goleada por 7-1.