•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los Indios del Bóer caminan con el pecho erguido y con sus flechas preparadas para el próximo rival que se les ponga enfrente. El equipo mimado de la capital ha recuperado la mística de guerra, su insignia de nunca darse por vencidos en los desafíos regresó, y los resultados son el principal reflejo del buen momento.

El Bóer, con balance de 11 victorias y 5 derrotas, es líder de la segunda ronda del Campeonato de Béisbol “Germán Pomares”. Con 12 juegos pendientes, el fin del camino para llegar a semifinales cada vez está más cerca para los capitalinos.

Según el mánager Julio Sánchez, la preparación es una de las claves para el rendimiento que muestra su tropa en este momento.“Hemos preparado el equipo de una manera que nos ha permitido que todos estén bien de salud. El trabajo en equipo y la armonía han sido importantes”, asegura.

“La actitud del equipo ha mejorado, no podemos cantar victoria ni asegurar que estamos clasificados. Aún faltan tres series, tenemos que ganar 7 juegos para no tener problemas, vamos juego por juego, respetando a los adversarios”.

Todos son importantes

Sánchez destacó la importancia de no depender de un solo jugador y también considera que ha sido un acierto por parte del cuerpo técnico y la directiva darle oportunidad a los peloteros jóvenes.

“Si te fijás, hay juegos que hemos ganado y te darás cuenta de que el Bóer no depende de dos o tres jugadores sino que depende de todos sus peloteros.Un día responden Winston Dávila y Edgard Montiel en la ofensiva, otro día lo hacenJordan Pavón oJanior Montes, otro día batean bien Kenny Alegría, Jass Vargas o Álvaro Rubí”, agregó Sánchez. “Estoy impresionado con los muchachos, hay juegos que los hemos sacado de las brasas. Partidos que estamos perdiendo, los remontamos”.

Pitcheo mejoró

Una de las debilidades del Bóer en la primera ronda fue el pitcheo, especialmente el de relevo. En varios encuentros los Indios tenían ventaja en los partidos después del quinto inning, y el bullpen no hacía su trabajo y echaba a perder las victorias.

Las cosas cambiaron con la llegada de los refuerzos Marlín Mejía y Diego Sandino. Sánchez y su cuerpo técnico pudieron hacer ajustes y solidificar el staff de lanzadores.

“Indudablemente ha ayudado la llegada al equipo de Marlin y Diego. Esto nos permitió tener en el bullpena Juan Serrano, Darrel Leiva, Rommel González, Fulvio Delgado y los otros muchachos. Hemos sabido administrar nuestro pitcheo de bullpen y se ha mejorado”, comentó.

 

11 victorias y 5 derrotas es el balance del Bóer, líder en la segunda ronda del “Germán Pomares”.