•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

“Estoy aquí para ganar títulos”, destacó ayer el centrocampista ofensivo alemán Toni Kroos, flamante campeón mundial en Brasil 2014, en su presentación como nuevo jugador del Real Madrid para las seis próximas temporadas, hasta 2020, tras hacerse oficial su fichaje apenas unas horas antes.

“Siempre ha sido así en mi carrera. Cuando empecé en el Bayern de Múnich solo había una opción, que era ganar, y ahora igual, estoy aquí para ganar títulos”, dijo Kroos en la rueda de prensa tras su presentación ante miles de espectadores en el Estadio Santiago Bernabéu.

“Sé que estoy en un club muy exitoso y voy a hacer mi parte para que siga siendo así”, insistió el hasta ahora jugador del Bayern, de 24 años, que se ilustró marcando dos goles en apenas 69 segundos en la semifinal del Mundial, ganada 7-1 por Alemania ante el anfitrión Brasil.

No tuvo problemas

El nuevo centrocampista blanco, que posó con el número ocho a la espalda, rechazó que decidiera salir del Bayern por problemas con el entrenador Pep Guardiola e insistió en que “ya llevaba mucho tiempo en el Bayern, he ganado allí todo y, por lo tanto, opinaba que me vendría bien un nuevo paso”.

El Real Madrid había anunciado por la mañana en un comunicado el acuerdo para el traspaso del jugador para “las próximas seis temporadas”, sin dar detalles financieros.

La prensa española estima que la operación habría rondado los 30 millones de euros, mientras que el jugador tendría un salario anual de unos 6 millones de euros.

Toni Kroos, “uno de los futbolistas más importantes del momento” según el club blanco, llega a la capital española tras haber disputado casi 250 partidos oficiales con el Bayern de Múnich y 51 con la Nationalmannschaft.

Centro de gravedad

Además de su flamante título mundial que le dio a la Mannschaft su cuarta corona mundialista tras 24 años de espera, Kroos, tercero en Sudáfrica 2010 con su Selección, goza también de un palmarés brillante a nivel de clubes, con la Liga de Campeones 2013 y tres coronas de Bundesliga (2008, 2013, 2014), además de un Mundial de Clubes con el Bayern en 2013.

“El objetivo está claro: ganar todas las competiciones, es a lo que estoy acostumbrado, y estoy muy contento de estar en un equipo que tiene calidad suficiente para ganarlo todo”, afirmó este jueves el jugador.

Preguntado por la posición en la que se siente más cómodo, Kroos afirmó que “como jugador del centro del campo, ahí es donde está el centro de gravedad del equipo y ahí es donde me gusta estar”, añadiendo que “juego bien en todas las posiciones del centro del campo”.

Kroos, que llegó al Bayern de Múnich después de haber hecho sus primeros pasos futbolísticos en el equipo juvenil del Hansa Rostock, disputó en septiembre de 2007, con solo 17 años, su primer partido de Bundesliga.

Ese año ya había atraído la atención de los ojeadores internacionales, al ganar el Balón de Oro del Mundial Sub-17 de Corea del Sur, donde Kroos fue el líder de una Alemania que acabó tercera.

Durante el Mundial de Brasil, se impuso como una pieza clave del equipo alemán que el domingo se coronó campeón del Mundo ante Argentina (1-0 en alargue).

 

30 millones de euros costó la operación de traspaso de Kroos del Bayern hacia el Madrid.

 

Su salida del Bayern no obedeció a algún conflicto con el técnico Pep Guardiola, al contrario, él estaba enterado de su traspaso.