•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Colegio Bilingüe Saint Mary, la Embajada de los Estados Unidos en Managua y la Escuela Preparatoria Flintridge tienen un objetivo común: desarrollar el deporte nicaragüense. Con esa sinergia lograron impartir clínicas sobre baloncesto, softbol y fútbol en un proyecto que favorecerá a niños.

Alejandro Rivera, director del proyecto y entrenador de baloncesto, afirma que para lograrlo requirió del apoyo de los propios entrenadores que impartirán las clínicas.

Sin sueldo y sin una ayuda económica, los entrenadores tuvieron que sacrificar su tiempo y los gastos de viajes, para impartir charlas de manera gratuita. Igualmente, Rivera opina que lo más importante es ayudar a los niños: "El deporte me lo dio todo, soy entrenador por más de 20 años, quiero devolver lo que se me dio, enseñando".

Trabajo completo

Además de baloncesto, se impartieron clínicas de fútbol a cargo del entrenador Esteban Chávez, exjugador y entrenador.

Chávez valoró que sus clínicas no se enfocaron ni en lo técnico ni en la táctica, elementos indispensables en este deporte.

"Mi experiencia me ha enseñado que lo táctico, no es tan importante como lo técnico. Sin embargo, lo verdaderamente importante es lo psicosocial; enseñarle al joven que crea en él. De igual manera opina la mánager July Mejía, entrenadora y coordinadora de las clínicas de softbol.

"Lo técnico del softbol es saber cómo pichear, batear y catchear. Pero lo más importante es el aspecto personal, el motivacional. Yo quiero transmitirles (a las muchachas) la motivación, el tener un buen espíritu", afirma la técnica July, en referencia al grupo de muchachas nicaragüenses que les fue asignada.

Voluntarios

Junto a los entrenadores estuvieron varios voluntarios. J.D. Papanikolas y Ally Graves se ofrecieron venir a Nicaragua a colaborar con los entrenadores, con la idea de fortalecer el aspecto personal de los jóvenes nicaragüenses.